• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cinco hinchas del fútbol hondureño resultaron heridos de bala

Seguidores del Motagua, equipo de la primera división de Honduras, sufrieron un ataque mientras marchaban en solidaridad con el jugador Amado Guevara

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al menos cinco personas resultaron heridas de bala este domingo tras un ataque a seguidores del Motagua, de la Primera División de Honduras, que marchaban en solidaridad con el jugador Amado Guevara, quien ha sido separado de la plantilla

Una fuente policial dijo escuetamente a periodistas que los cinco lesionados fueron llevados al Hospital Escuela, donde reciben asistencia médica.

Decenas de seguidores del Motagua, que tiene su sede en Tegucigalpa, marchaban por una calle cuando fueron atacados por hombres armados que se transportaban en una camioneta, según versiones extraoficiales brindadas por medios locales de prensa.

Al principio, entre la confusión se informó de que los heridos eran entre 12 y 17.

La fuente policial dijo además que una ambulancia que había llegado al sitio para auxiliar a los heridos fue atacada por desconocidos que le quebraron algunos cristales con piedras.

Se presume, según versiones extraoficiales, que seguidores del Olimpia, que mantienen una rivalidad que a veces se torna violenta, hayan sido los que agredieron a los aficionados del Motagua a pocos metros de la sede del equipo.

Los seguidores del Motagua pedían que Guevara, uno de los jugadores más queridos del club, que además ha sido capitán de la selección de Honduras, que permanezca, al emnos, un torneo más en el equipo, del que fue separado por el nuevo entrenador, Risto Vidakovic por "razones deportivas".

El estratega bosnio dijo la semana pasada a la prensa que Guevara, de 37 años, no entra en sus planes a largo plazo en el Motagua, lo que el jugador, que tiene contrato hasta diciembre próximo, ha lamentado, porque quiere jugar una temporada más con el sueño de retirarse campeón.

El incidente se produjo mientras Guevara se aprestaba a jugar un partido amistoso entre un equipo de sus amigos, con otro similar de su excompañero de selección Wilson Palacios, en la ciudad caribeña de La Ceiba.