• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El hijo no reconocido de Cleveland

Curry ganó el trofeo e su ciudad natal, pero se lo llevó a Oakland | EFE

Curry ganó el trofeo e su ciudad natal, pero se lo llevó a Oakland | EFE

El escolta de Golden State ganó su primer campeonato de NBA en el estado de Ohio, donde dio sus primeros pasos   

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando Stephen Curry era un niño que apenas contaba con 10 años o quizás menos, dentro de su entorno debió escuchar constantemente dos nombres relacionados con el baloncesto: El de su padre, Dell Curry, que era un jugador de NBA con una dilatada carrera, y el adolescente Lebron James, una estrella del baloncesto colegial en la humilde localidad de Akron, donde también nació Curry en el año de 1988.

A mediados de la década de los 90, James colocó a la ciudad industrial de Akron en el ojo de la opinión pública estadounidense, al llevar al colegio de Sain Vincent a disputar los torneos nacionales. Al tiempo, el niño Curry, acompañaba a su progenitor a los diferentes escenarios de la NBA, sin pensar, que en un futuro iba a compartir el protagonismo de esos majestuosos tabloncillos con la naciente y reconocida estrella de su comunidad.

Luego de su paso por Davidson Collage, en el año 2009, Stephen Curry fue seleccionado en el puesto 7 del Draft de NBA por los Warriors de Golden State. Para esa fecha, el hijo predilecto de Akron, Ohio, ya tenía 6 años de experiencia en la mejor liga del mundo con una final disputada. En el 2010, James emigró a Miami, y en Cleveland quedó una herida profunda, pero nadie quiso adoptar a Curry.


La salida de Ellis. En las primeras tres temporadas en la bahía que comparte las ciudades de San Francisco y Oakland, Curry compartió la ofensiva con Monta Ellis, pero los triunfos no llegaron.  En el 2012, la directiva de los Warriors optó por salir de Ellis y mantener dentro de sus filas al jugador nacido en Ohio. Para la temporada 2012-2013, Curry dio un salto de calidad y de promediar 14 puntos por encuentro, empezó a encestar 22 unidades por cada cuatro cuartos. Además, el escolta llevó a su equipo a la postemporada de la NBA, pero perdió en segunda ronda contra los veteranos de los Spurs de San Antonio. 

A partir de esa experiencia en la postemporada, el nombre de Curry empezó a sonar dentro de las estrellas de la NBA. En el 2014, fue seleccionado para acompañar a otros jugadores importantes con la selección de Estados Unidos en la Copa del Mundo de España. El jugador de la posición 2, promedió 10, 2 puntos por encuentro, siendo uno de los jugadores más importantes dentro de la rotación del entrenador Mike Kryzewsky.

En el 2015, Curry tocó parte del cielo en el baloncesto. Junto a sus compañeros, Curry llevó a los Warriors de Golden State al primer lugar de la conferencia oeste con el mejor registro de la temporada con 67 victorias y 15 derrotas. Además, ganó la distinción del jugador más valioso de la temporada al registrar 23, 8 puntos por un encuentro, y ostentar un soberbio porcentaje en tiros de tres puntos de 44,3 por ciento.

La vida, o el talento de ambos, colocaron a James y Curry frente a frente en la final de la NBA. Los aficionados de Ohio se concentraron en apoyar a su hijo predilecto. No obstante, fue el vástago no reconocido el que terminó celebrando y coronándose muy cerca de su lugar de nacimiento. Cleveland ahora suma 51 años sin celebrar un título profesional, mientras que Curry pasea por las calles de California con el trofeo Larry O’ Brien. La última imagen de la campaña 2015 fue el “frío” saludo entre los dos atletas nacidos en Akron, en el Quickens Loans Arena de Cleveland.