• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Los hermanos Peraza pasaron de romper ventanas a romper redes

José y Edwin Peraza compartieron equipo durante toda su formación futbolística | Foto: Leonardo Noguera

José y Edwin Peraza compartieron equipo durante toda su formación futbolística | Foto: Leonardo Noguera

Edwin y Luis están en Argentina después de recorrer un largo camino que los llevó a la selección

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gyneska de Peraza sufría cada vez que a Edwin y José les daba por jugar fútbol en la casa. Sus dos hijos, de nueve y ocho años respectivamente por aquellos días, hicieron la travesura que más les gustaba. Tomaron el balón, y en unos penales, lo estrellaron contra una ventana que terminó rota.
“Yo les decía que jugaran con cuidado, pero ellos siempre andaban pendientes de su fútbol. Me dieron dolores de cabeza, pero también me daba felicidad porque compartían mucho”, contó la madre de dos de los zagueros de la Vinotinto Sub 20, que anoche inició su andar por el torneo Juventud de América.
Gyneska y Edwin padre vieron el talento de sus retoños desde pequeños. “A mí siempre me gustó el fútbol, y por eso los llevamos a jugar desde que tenían seis años. Verlos hoy en la selección es un orgullo y una alegría muy grande”, aseguró el progenitor de la primera pareja de hermanos que comparte en una selección venezolana juvenil de fútbol en la historia.

Siempre juntos
Los Peraza tuvieron toda su formación futbolística en los mismos equipos. “Comenzamos jugando de niños en el colegio, y de ahí pasamos al Caracas, donde hicimos todas las categorías”, aseguró José, el menor de los hermanos.
En ese transitar, la carrera fue llevando a Edwin (19 años) y a José (18 años) a ver el fútbol como algo serio. “Ya con 14 años, sabíamos que queríamos ser futbolistas y bueno, aquí estamos”, dijo Edwin, central titular del Caracas durante el último año.
“Lo mejor de jugar con mi hermano toda la vida es que nosotros cuidamos mucho nuestro espacio como hermanos, siempre nos estamos protegiendo”, destacó Edwin, mientras José, lateral derecho del conjunto capitalino, contó que hacían jugadas para sorprender a los rivales. “Preparábamos algo que sabía que le podía doler al contrarios”.
Edwin siempre se tomó a pecho el papel de hermano mayor, protegiendo a su hermano. “Siempre me cuidó”, dijo José, mientras que el zaguero central de la Vinotinto destacó que a pesar de velar por su hermano, también le da responsabilidades. “Yo trato de no meterme en su trabajo. En la cancha somos dos compañeros más, pero al salir de la cancha lo corrijo y trato de que mejore ciertas cosas. Le doy responsabilidad para que pueda crecer”, remató.

Fuera de lo común
Los Peraza saben que es extraño ver a dos hermanos jugando en el mismo combinado nacional. Esta circunstancia los llena de orgullo. “No es común ver dos hermanos en una selección. Nuestra familia está muy orgullosa de todo esto”, dijo José.
“Es una alegría estar con mi hermano en la selección”, aseguró Edwin. “Él es mi amigo, mi apoyo, y los dos estamos muy orgullosos de representar a Venezuela en el Suramericano”.
José aseguró que así como son los primeros hermanos en jugar juntos en una selección, esperan ser los primeros hermanos venezolanos mundialistas. “Nos encomendamos a la Virgen del Valle para que así sea”, contó el lateral. “Sé podremos llegar al Mundial”, remató Edwin.