• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Por otra hazaña

La Vinotinto entrena en La Plata, en Argentina | Cortesía @n_beaumontFVF

La Vinotinto entrena en La Plata, en Argentina | Cortesía @n_beaumontFVF

Después de vencer a Argentina en Puerto La Cruz, la Vinotinto buscará sumar hoy por primera vez en Buenos Aires

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El paisaje no es nuevo. El estadio repleto de camisetas rivales que esperan una victoria cómoda. La lluvia que amenaza. La película ha comenzado antes de igual manera y la estadística, esa que a veces puede dar golpes duros como una mandarria, en este caso dice que en ocho visitas a Argentina, la Vinotinto no ha podido rasguñar ni un solo punto.
En cambio, Venezuela ha tenido que ir a buscar la bola en su arco 38 veces en esos partidos. Una cifra gigantesca al lado de los tres gritos de venezolanos. Un historial que desmotivaría a más de uno pero no a esta versión de la selección venezolana. “Siempre hay una primera vez”, ha repetido César Farías como mensaje motivador antes del partido de esta noche en Buenos Aires (7:30 pm).
El entrenador sucrense es el capitán de un barco que zarpó en 2008 desde las tierras conquistadas por sus antecesores Richard Páez, José Omar Pastoriza y compañía, y que, a partir de ahí, ha seguido derribando imposibles. En 2001 las campanas sonaron cuando la Vinotinto derrotó a Chile en Santiago, en 2004 repicaron en Uruguay durante el Centenariazo, en 2008 Brasil entró al saco al caer en un amistoso en Boston y durante 2011, en Puerto La Cruz, quien fue a la lona fue esta misma Argentina, la que retará hoy al combinado patrio.
Poco a poco, el conjunto venezolano ha ido coleccionando barajitas por toda Suramérica. Conquistando territorios que se pensaban inhóspitos hace años. En 1975, durante la primera visita de la selección venezolana a Argentina, el equipo de César Luis Menotti le hinchó la cara al combinado criollo con un 11-0 en el que anotaron siete jugadores diferentes. La reseña cuenta que el cuadro venezolano apenas cruzó la mitad del campo. Los años fueron acortando la brecha, con pasos adelante y algunos atrás. En 2004, por ejemplo, la distancia parecía acortarse cuando el equipo que dirigía Páez perdió por un decoroso 3-2.
“No son lo que eran hace 10 años”, advirtió esta semana Javier Mascherano, quien vivió desde adentro la derrota de su equipo en Puerto La Cruz con el gol de Fernando Amorebieta. “No es imposible ganarles otra vez”, afirmó durante la semana Andrés Túñez.
Las casas de apuestas, por ejemplo, siguen viendo la victoria venezolana como una sorpresa gigante. Pagan casi 18 veces más que lo que ofrecen por una victoria argentina. Afirmar que no será una sorpresa sería una irresponsabilidad para Farías o para cualquier otro jugador, sin embargo, viendo la historia, tanto el entrenador como sus futbolistas se atreven a pensar: ¿Y por que no buscar una nueva primera vez?