• Caracas (Venezuela)

Guante de Oro

Al instante

Reegie el Fénix

Reegie Corona fue figura de los Navegantes en la campaña 2009-2010 / Cortesía LVBP

Reegie Corona/ Cortesía LVBP

El caraqueño superó una lesión en el hombro derecho para ser la figura de Magallanes y espera reivindicarse con los Yanquis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Reegie Corona convertirse en el primer pelotero que dispara un jonrón en el Estadio Sonora, de Hermosillo, no fue fácil. Más allá del swing que hizo en el primer inning del juego ante los Leones del Escogido de República Dominicana, hay una historia que bien pudo llamarse "el Rey de los viacrucis" debido a la lesión que sufrió en el hombro derecho en 2010. Y es que el caraqueño ha podido renacer de sus cenizas, cual ave Fénix, y volver a sentir el hambre de triunfo que lo llevó a ser prospecto de los Yanquis de Nueva York.

"Estoy agradecido con Dios por ese batazo. No sabía que había entrado en la historia del estadio, sino cuando entré al dugout y los muchachos me contaron. Esto es gracias al trabajo y la perseverancia", comentó en el Estadio Sonora.

Reegie está consciente de que a Magallanes hay que ponerle una corona, y no solo por ser el campeón del beisbol venezolano, sino por haberle dado la oportunidad de regresar al terreno y convertirse en protagonista.

"Lo que me pasó a mí es un ejemplo de que siempre hay que luchar por los sueños. Esto fue un aprendizaje. Siempre van a haber días difíciles, pero hay que luchar. Tuve cerca a personas que me dieron la mano y aquí estoy. Estoy muy agradecido con Magallanes".

Corona, a sus 26 años de edad, aún se siente un niño.

Sus ganas de triunfar despertaron tra un largo letargo y ahora su objetivo es regresar al sitial en el que en algún momento tuvo en el Bronx.

"Me siento bien. Obviamente, mi brazo nunca será igual al de antes de la operación, pero ya puedo jugar sin limitaciones. Ojalá algún día mi brazo vuelva a ser el mismo o mejor que el de antes. Sin embargo, lo más importante es que he vuelto a sentir el hambre que tenía cuando era más joven. Poco a poco estoy volviendo a ser el Reegie Corona de antes".

Jugar en la Serie del Caribe con Magallanes es uno de los logros de Reegie. Es su primer clásico, porque en la campaña 2009-2010 desistió ir al torneo con los Leones, en esa campaña verdugo de sus Navegantes.

"Es un sueño representar a Venezuela. Recuerdo en la temporada 2009-2010 estuvimos muy cerca de vencer al Caracas e ir al Serie del Caribe. Al final, ellos ganaron y aunque me invitaron, les dije que no porque estaba muy molesto, además de los compromisos que tenía en Estados Unidos", explicó el infielder caraqueño.

"Ahora estamos aquí y no nos vamos a rendir. La posibilidad de jugar una final nos llena de esperanzas".