• Caracas (Venezuela)

Guante de Oro

Al instante

10 candidatos que brillan en las menores

Ernesto Mejía, jugador de las Águilas del Zulia / Henry Delgado

Ernesto Mejía, jugador de las Águilas del Zulia / Henry Delgado

Ernesto Mejía tiene las mejores cifras entre los aspirantes, pero hay otros con buen chance hoy

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Prospectos ¿Quién será el próximo debutante en las grandes ligas?

Cinco venezolanos han hecho su estreno en las grandes ligas este mes, y un sexto, Ender Inciarte, pasó por las mayores sin jugar. Es un ritmo notable para la expedición venezolana, cuyo tope para una temporada completa, que abarca seis meses, es de 18 debutantes en total.

¿Quién será el próximo? Este es un repaso a los 10 prospectos venezolanos de mejor desempeño hoy en triple A y doble A.

Ernesto Mejía. El eterno candidato. Está masacrando el pitcheo en la Liga Internacional y este año sí está en roster de 40, pero los Bravos no lo llamaron cuando se lesionó el también inicialista Freddie Freeman, una mala señal.

Llegó al fin de semana como líder de su circuito con 8 jonrones y colíder con 23 empujadas. Su línea ofensiva de .289/.385/.658 es toda una invitación para Atlanta, pero a simple vista ahora mismo no tiene cupo arriba.

Jesús Sánchez. Viene pisando fuerte desde la campaña pasada. No permitió carreras en sus primeros siete encuentros y únicamente entregó un boleto en 10.0 episodios. Inquieta que sólo haya ponchado a tres rivales y que permita más elevados que roletazos, pero aunque lanza en la volátil Liga de la Costa del Pacífico, no ha tolerado jonrones.

Los Cerveceros no han terminado de ajustar el bullpen. A este ritmo, en algún momento tocará la hora del valenciano.

César Hernández. Un lugar entre los 10 mejores bateadores de la Liga Internacional, con .342 de average, ayuda a que los Filis le presten atención. Le conocen bien, porque ha estado con ellos en los últimos dos entrenamientos primaverales y tiene .786 de OPS, gracias a su capacidad para embasarse.

Si Filadelfia sale de camino y se atreve a reestructurar, cambiando a Chase Utley (que está en su último año de contrato) puede que la intermedia sea para él.

Omar Poveda. Tiene cuatro presentaciones. En tres de ellas ha permitido una o menos carreras. Ha ponchado a tres por cada base por bolas entregada, con 18 guillotinados en 25.0 tramos, y los contrarios le batean apenas para .136 puntos, con 1.75 de efectividad en triple A.

Tiene en su contra que no pertenece al roster de 40. Tiene a favor que los Marlins están en proceso de reconstrucción.

José Álvarez. Fue bajado en uno de los últimos cortes del spring training y parecía que se quedaría como relevista. Ahora toca las puertas como abridor, con 1.80 de efectividad en la Liga Internacional y una estupenda relación de 18 ponches y 6 bases por bolas en 20.0 entradas.

No es imposible que reciba un pronto llamado, si Rick Porcello no endereza el camino. Porcello llegó al sábado con 11.08 de efectividad, producto de 16 carreras limpias en 13.0 actos.

Mauricio Robles. Como Poveda, Robles tiene una cuenta pendiente por cobrar: ambos aparecen en la lista de venezolanos que han estado en las mayores únicamente en la lista de incapacitados, sin haber podido debutar.

El zurdo tiene 2.38 de efectividad y 17 ponches en 11.1 pasajes. Le batean para .175 y únicamente ha entregado un trío de pasaportes.

Wilmer Flores. Ya está en triple A y los Mets lo mudaron a segunda base, para preparar su graduación, pues no tiene cabida en la antesala, con David Wright allí.

Comenzó frío, pero ha dado hits en ocho de sus últimos 10 juegos y batea para .263/.326/.382. Necesita una dosis de extrabases para garantizar su llamado.

Jesús Aguilar. También la tiene difícil, porque está en doble A y no tiene lugar en el roster de 40 de los Indios, pero marcha líder en impulsadas en la Liga Oriental, a pesar de que sólo ha dado un cuadrangular.

Al menos debe cerrar la campaña en triple A, salvo que apriete el acelerador, sume cuadrangulares y fuerce una convocatoria.

Ramón Cabrera. Es el mejor bateador en la Liga Oriental, con .378 de average, y tiene .974 de OPS, gracias a 7 dobles, 2 triples y 10 boletos. Ahora en nueva organización, está ratificando que es un bateador natural.

Su mayor obstáculo es su juventud y su posición, la receptoría, donde se requiere más tiempo para madurar. A este paso, puede recibir un llamado de los Tigres en septiembre, si prueba ser capaz de ayudar desde el banco como bateador emergente en la recta final.

Ramón Flores. Está encendido, con dos o más hits en seis de sus últimos siete duelos en doble A. Acaba de cumplir 21 años de edad, por lo que un ascenso ahora sería una sorpresa. Pero después de un inicio lento, ha empezado a subir sus promedios, salvo el slugging: tiene .298/.367/.393.

Los Yanquis han promovido antes de tiempo a varios de sus prospectos, para aumentar su valor en el mercado y usarlos como piezas de cambio. Con más extrabases, el jardinero pondrá a pensar a sus jefes.

Buscan regresar

Varios venezolanos con experiencia previa en las mayores son candidatos a regresar esta temporada, de mantener el paso que muestran hoy en las granjas. La lista incluye a Luis Jiménez, colíder empujador en la Liga Internacional triple A, Gorkys Hernández y el infielder Hernán Pérez, uno de los prospectos favoritos del manager Jim Leyland en Detroit, quien batea consistentemente en doble A.

Hay varios candidatos entre los serpentineros: los abridores Freddy García, Armando Galarraga y Carlos Carrasco, y los relevistas José Ortega y Wilmer Font.