• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Todos los grandes estarán en Brasil

Neymar / EFE

Neymar / EFE

Por historia y por disputar el Mundial en casa, Brasil sera la gran favorita en un torneo que comenzará el 12 de junio en Sao Paulo y finalizará en Rio el 13 de julio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras la clasificación de Uruguay, ya se conocen los 32 equipos que participarán el próximo año en el Mundial de Brasil-2014, entre los que están todos los favoritos. Los 32 participantes podrían dividirse, según su potencial, en cuatro grandes grupos: los favoritos, los aspirantes, las posibles sorpresas y los invitados de piedra.

Los favoritos

Por historia y por disputar el Mundial en casa, Brasil sera la gran favorita en un torneo que comenzará el 12 de junio en Sao Paulo y finalizará en Rio el 13 de julio.

Luiz Felipe Scolari, el técnico que llevó a la Seleçao al Pentacampeonato en Corea y Japón de 2002, fue llamado hace un año para reconducir a una selección brasileña que no acababa de funcionar y los resultados le están dando la razón, sobre todo con el triunfo en la Copa de las Confederaciones, derrotando a España en la final por 3-0. La gran incógnita es saber si la selección liderada por Neymar podrá aguantar la presión que va a tener por lograr el título en su país. España, actual campeona del mundo y doble campeona de Europa tendrá en Brasil la oportunidad de hacer historia y lograr un cuarto título grande consecutivo, algo jamás visto hasta el momento.

Los detractores de la Roja aseguran que el equipo de Vicente del Bosque ha envejecido y que ya no es la selección que maravilló años atrás, pero la generación de los Xavi Hernández, Andrés Iniesta, Iker Casillas y David Villa estará ante la última oportunidad de sumar un gran título a su palmarés internacional. Tras las dos grandes favoritas estarán los clásicos, de los que se espera siempre que lleguen, al menos, a semifinales de cualquier campeonato.

En esa lista figuran Alemania, que tendrá una nueva oportunidad para corroborar con títulos su buen fútbol de los últimos años; Italia, subcampeona de Europa con un estilo alejado del tradicional Catenaccio; Holanda, vigente subcampeona mundial y que trata de formar un equipo competitivo combinando juventud y veteranía; y Argentina, que espera la gran consagración en un Mundial de su astro Leo Messi para que imite a Diego Maradona y lleve a la albiceleste a un tercer título.

Los aspirantes

Tras los grandes candidatos al título, hay un grupo de selecciones que podrían pelear por la corona final. Es el caso de Portugal, por ejemplo, clasificada en la repesca gracias al genio de su estrella Cristiano Ronaldo (autor de los cuatro goles contra los suecos en los dos partidos). Las posibilidades de los lusos pasan en gran parte por el estado de forma en la que llegue CR7 al Mundial, al que podría acudir como Balón de Oro-2013, para el que es gran favorito.

El país inventor del fútbol, Inglaterra forma parte siempre de la terna de aspirantes, pese a que lo único destacado que ha hecho en los Mundiales fue el título de 1966, en casa, y las semifinales en Italia-1990, hace ya más de dos décadas. En este grupo pueden incluirse a buena parte de los equipos sudamericanos. Uruguay ha sido el último equipo en obtener su billete para Brasil, pero eso no quiere decir que los charrúas no formen parte de los favoritos y traten de repetir, al menos, el cuarto puesto de Sudáfrica-2010. Colombia, con su astro Radamel Falcao, vuelve a tener el papel de aspirante al trono, tal como lo tuvo en la década de 1990 con la generación de los Carlos Valderrama, René Higuita y compañía, pese a que nunca plasmó con resultados en un Mundial el potencial de aquel equipo.

Las sorpresas

Muchas son las selecciones que suspiran por meterse en la lucha final por el título, pese a que a priori no cuentan con demasiadas posibilidades. Es el caso de buena parte de los equipos europeos, con Francia a la cabeza. La campeona del mundo en 1998 sufrió hasta el final para derrotar a Ucrania en la repesca, pero liderada por Franck Ribery y un renacido Karim Benzema, puede derrotar a cualquier equipo en un buen día. En situación similar se encuentran Rusia (que prepara ya "su" Mundial de 2018), Croacia (con sus estrellas Luka Modric y Mario Mandzukic), además de Bélgica y Suiza, que cuentan con equipos jóvenes y de talento que han realizado una clasificación impecable. Chile, de la mano de Alexis Sánchez y Arturo Vidal, estrellas en el Barcelona y la Juventus, puede aspirar también a meterse en el cuadro de honor, lo mismo que Ecuador, clasificada brillantemente en el grupo sudamericano, e incluso México, a pesar de su mala clasificación, pero brillante repesca contra Nueva Zelanda. El fútbol africano lleva años amenazando con despertar un día y acabar con el dominio de Europa y Sudamérica. Quizá la Costa de Marfil de Didier Drogba, el Camerún de Samuel Eto'o, o equipos compactos sin grandes individualidades como Ghana y Nigeria tengan reservado ese papel.

Los invitados de piedra

Éste es el grupo de aquellos equipos que no tienen el título como objetivo y para los que llegar a cuartos ya puede ser un gran logro, aunque eso no quiere decir que renuncien a nada. Grecia y Bosnia son los dos países europeos con menos nivel de los 13 que acudirán al Mundial, lo mismo que le pasa a Argelia entre la representación africana. En este grupo se puede incluir también a los cuatro representantes asiáticos (Japón, Corea del Sur, Australia e Irán). También están los tres de representantes de la Concacaf (Estados Unidos, Costa Rica y Honduras), aunque el nivel de centroamericanos y norteamericanos parece superior al de Grecia, Bosnia, Argelia o los asiáticos.