• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Una liga para el campeón del esfuerzo

Diego Godín igualó las acciones, lo que coloca al conjunto colchonero como campeón de temporada | Foto: Agencias

Diego Godín igualó las acciones, lo que coloca al conjunto colchonero como campeón de temporada | Foto: Agencias

Después de 18 años de espera y frustraciones, el Atlético de Madrid es campeón de España ¿El artífice? Desde el banco, uno de los protagonistas del que había sido el último triunfo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Atlético de Madrid se tituló este sábado como campeón de la Liga Española después de 18 años de sequía y  por décima ocasión, al igualar acciones con el Barcelona (1-1) e impedir la celebración en el Camp Nou, en un partido marcado por las lesiones. 

La última campaña que había ganado el equipo fue la de 1995-96. Hoy, supo sobreponerse a dos lesiones de importantes jugadores y de estar contra la pared en el marcador para venir de atrás y titularse en patio ajeno. 

Apenas habían transcurrido unos minutos del partido cuando el goleador del Atlético del Madrid, Diego Costa, se resintió y no pudo continuar. Costa se tiró en el campo y señaló a su director técnico, el Cholo Simeon, que no podría continuar en el partido. 

Pero esta no sería la única preocupación de Simeone, ya que minutos después tras un choque con el jugador barcelonista, Fábregas; el turco Arda Turán se resentiría sin poder continuar, lo que marcó preocupación para el equipo colchonero, ya que, el toque de imaginación del equipo se estaba marchando a vestuarios.

El Atlético de Madrid necesitaba de tan sólo de un empate para adjudicarse el campeonato, que se vio lejano después de las lesiones de Costa y Turán y tras nuevo golpe anímico,  el gol que abrió el marcador del Barcelona y del partido, por parte del chileno Alexis en el minuto 35.

Pero en el temprano segundo tiempo, el uruguayo Diego Godín revivió las esperanzas del Atlético al batir la malla de sus contrarios y silenciar al Camp Nou.

Hombres sobre nombres


38 jornadas se resolvieron en 90 minutos de lucha, de los que valieron 14. Del 34 al 48, se resolvió un empate que dio el título de la liga de España al Atlético de Madrid y devolvió el protagonismo a los clubes sin superestrellas millonarias,  en un torneo en el que tal cosa no ocurría desde 10 años antes.

El dominio absoluto de Barcelona y Real Madrid se encontró en la temporada 2013-2014 con un muro, la determinación de Diego Pablo Simeone de afrontar el campeonato “partido a partido” con los rojiblancos, los colchoneros, los humildes de la capital española.

En 9 minutos, del 34 al 48 del partido en el Camp Nou, la liga cambió de color 2 veces, y eso bastó. Era el partido decisivo, en la jornada decisiva: una final sin serlo.

Comenzó el Atlético presionando al Barcelona en el Camp Nou, que parecía la guarida del lobo con 98.000 personas colmando el estadio barcelonés. El juego áspero duró 13 minutos, lo que tardó el delantero hispano-brasileño Diego Costa en resentirse de una lesión y abandonar el campo. Fue un golpe moral. Desde allí, el miedo se apoderó de los rojiblancos.

Más que miedo, nerviosismo. Más aún cuando, 9 minutos después, uno de los creadores del ataque, el turco Arda Turan, debió abandonar también el partido.

Las lesiones dieron respiro a un Barsa que aprovechó el desconcierto: así llegaron los 14 minutos clave. Comenzaron en la fracción 34, con un rebote que no pudo controlar Lionel Messi y el chileno Alexis Sánchez remató a gol. Comenzó el juego a placer de los blaugrana, que dominaron el resto de la primera parte, salvo la arremetida del club visitante los últimos 4 minutos.

Pasado el descanso, Simeone logró que sus jugadores recobraran el ímpetu. La arremetida atlética continuó y dio frutos en el minuto 48, el último de esos 14 fundamentales: Diego Godín, defensa, anotó de cabeza al elevarse sobre el resto de jugadores en el área del Barcelona.

Después, todo fue rojiblanco, o amarillo, el color principal en el uniforme de visita de los madrileños. Ni Messi, ni Neymar, ni la horizontalidad de los blaugrana en el partido, desconcertarían de nuevo a los luchadores que el técnico argentino, ex jugador colchonero, envió al campo. Ya las lesiones que afectaron la concentración eran cosa del pasado. Volvía la ideal del partido a partido, sólo que no hubo más que un planteamiento en liza: el del Atlético, que derrotó al gigante catalán, aunque no en el resultado, sí en la mente.

La propuesta del esfuerzo y el sufrimiento, de la defensa marcada y el orden, valió un campeonato esquivo.

El Atleti quedó adelante de la tabla con 30 puntos, seguido por el Barcelona con 87 unidades.  

 El Real Madrid es el equipo más laureado, con 32 títulos, seguido or el Barcelona, con 22. Les sigue el Atlético, que alcanzó hoy la decena. Por detrás figuran Athletic Club de Bilbao, con ocho; Vlencia, con seis; Real Sociedad, con dos; y Sevilla, Betis y Deportivo de La Coruña, con uno.