• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El cáncer de glándula parótida que no pudo vencer Tito Vilanova

  Tito Vilanova, ex director técnico del FC Barcelona | Reuters

Tito Vilanova, ex director técnico del FC Barcelona | Reuters

Como cualquier órgano del cuerpo, la parótida puede sufrir una degeneración de las células que conforman el tejido y llevar a la aparición de una tumoración maligna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La supervivencia del cáncer ha aumentado mucho en los últimos años, pero en el caso del ex entrenador del FC Barcelona Tito Vilanova no ha sido posible superar el tumor de glándula parótida, a pesar de sus esfuerzos por derrotarlo desde finales de 2011.

El club azulgrana ha confirmado esta tarde el fallecimiento de Tito Vilanova, a los 45 años, en la Clínica Quirón de Barcelona, donde ayer fue operado de una obstrucción de estómago causada por un cáncer en la glándula parótida contra el que ha luchado desde hace más de dos años.

Vilanova fue operado por primera vez de esta enfermedad en noviembre de 2011, en el hospital Vall d'Hebrón de Barcelona por un equipo especializado en cirugía maxilofacial, pero recayó en diciembre de 2012 y tuvo que ser intervenido de nuevo, en el mismo centro sanitario, tan solo un año después.

Aunque se hizo cargo del Barcelona como entrenador tras la salida de Guardiola, en julio pasado se vio obligado a dejarlo para centrarse en la lucha contra su enfermedad, tras realizarle unas pruebas de seguimiento del cáncer de glándula parótida que dieron malos resultados.

La glándula parótida es una glándula salival de gran volumen; hay dos, una a cada lado de la cabeza, cercanas al pabellón auricular. Son las causantes de la producción de la mayor cantidad de saliva que generamos.

En España se producen anualmente entre dos y tres casos de cáncer en las glándulas salivales por cada 100.000 personas, y de ellos entre el 80 y el 90% son de parótida, según datos recogidos por Efe entre especialistas en oncología.

Todos los órganos que generan una secreción tienen una serie de componentes celulares que les permiten preparar ese producto, en este caso, la saliva.

Como cualquier órgano del cuerpo, la parótida puede sufrir una degeneración de las células que conforman el tejido y llevar a la aparición de una tumoración maligna.

El cáncer de las glándulas parótidas representa en España el 3% de los de cabeza y cuello; dos tercios de los tumores de parótida son benignos.

Lo síntomas suelen presentarse mediante una masa anterior al lóbulo de la oreja que se puede palpar; la intervención quirúrgica más común es realizar una parotidectomía, que puede ser parcial o total.

La recaída, como en todo tipo de cánceres, depende de la clase de tumor y no resulta sencillo pronosticar el comportamiento y la evolución de cada caso; algunos de los malignos son muy agresivos y tienen alto riesgo de recaída.

Los expertos señalan que no existen factores de riesgo determinantes, y resaltan que los cánceres de esta zona del cuerpo tienen mucha variedad de factores, pero el estrés no es ninguno de ellos.

Vilanova ha lucha contra este cáncer desde finales de 2011 y durante unos pocos meses, incluso, llegó a entrenar al Barcelona, pero finalmente la enfermedad se ha resuelto con un resultado fatal.