• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El giro de 180 grados del Panda

“Kung Fu Panda” siguió un fuerte programa de ejercicios que le lo ha devuelto al estrellato con los Gigantes / EFE

“Kung Fu Panda” siguió un fuerte programa de ejercicios que le lo ha devuelto al estrellato con los Gigantes / EFE

El toletero venezolano ha trabajado mucho para recobrar la forma del joven promisorio que fue en 2009

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace dos años, mientras los Gigantes conquistaban el primer título de la Serie Mundial de la franquicia en San Francisco, un Pablo Sandoval fuera de forma se veía relegado a la banca por un pobre rendimiento en el terreno de juego.

En el 2012, la tropa de Bruce Bochy ha regresado al Clásico de Otoño. Pero esta vez el venezolano es parte íntegra del ataque de los Gigantes, brillando al bate en esta postemporada como tercera base titular del equipo.

“Feliz, contento, (con) la misma satisfacción”, dijo Sandoval al ponderar la vuelta que ha dado su carrera desde aquella postemporada del 2010. Son dos Series Mundiales en tres años. Creo que soy bendecido porque no muchos peloteros pueden lograr este sueño”, expresó.

Sandoval ha tenido que trabajar mucho para recobrar la forma que exhibió como un joven promisorio en el 2009.

En noviembre del 2010, con sobrepeso y viniendo de ser sustituido como antesalista titular por el dominicano Juan Uribe en los playoffs, el venezolano recibió un mensaje claro de parte de la organización de los Gigantes: Si no se ponía en forma, iba a encontrarse en Triple-A.

“Son cosas que pasan en tu carrera, cosas que pone Dios en tu camino para ver cómo tú las tomas”, dijo Sandoval al recordar la temporada baja del 2010-11. “Aprendí de ellas”, dijo al portal lasmayores.com.

Ese invierno el “Kung Fu Panda” siguió un fuerte programa de ejercicios y una nueva dieta en Arizona para bajar de peso y ponerse en mejores condiciones físicas.

“Uno tiene que mantener la cabeza en alto y los pies sobre la tierra, para lograr lo que puede lograr”, manifestó Sandoval.

Efectivamente, todos han visto los resultados. A pesar de que se ha ausentado en un momento que otro debido a las lesiones, Sandoval ha cumplido con las expectativas desde el 2011. Ahora viene de una temporada regular limitada por dos molestias físicas: una fractura en la mano izquierda y una lesión en la corva izquierda.

“Es una parte enorme de este equipo”, dijo el cátcher suplente de los Gigantes, Eli Whiteside, quien ha sido testigo de lo bueno y lo no tan bueno de la carrera de Sandoval. “Cuando él se enciende nosotros nos encendemos. Ha tenido sus altibajos, pero siempre vuelve”.

El as Matt Cain, otro integrante de la misma generación de Sandoval en los Gigantes, ha visto cómo el tercera base reaccionó cuando se veía retado por el equipo de San Francisco.

“Eso demuestra la clase de competidor que es”, dijo el derecho. “Él quería mejorar y quería jugar bien. (La organización) le puso ese reto y él respondió”.

Lo mejor para el final

En un total de 108 juegos y 396 turnos al bate, Sandoval bateó .283 con 12 jonrones y 63 empujadas.

Pero ha guardado lo mejor para lo último en el 2012. En 12 partidos de esta postemporada, el oriundo de Puerto Cabello, estado Carabobo, lleva promedio de .320, tres jonrones, nueve empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .920.

Fue tremenda chispa de los Gigantes en su remontada de una desventaja 1-3 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Cardenales, bateando .310 con par de cuadrangulares, seis impulsadas y OPS de .941.

Ahora Sandoval tiene la oportunidad no sólo de ganarse un segundo anillo de campeón, sino hacerlo como parte relevante de los Gigantes en esta ocasión.

“En la vida tú no tienes que estar satisfecho de nada, tienes que seguir trabajando y logrando metas”, dijo el pelotero de 26 años. “Una de las metas para mí este año era estar en una Serie Mundial. Soy parte de ella y ahora a tratar de ganarla”.