• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La generación de 2009 busca su reivindicación

Romo, Acosta, Peña y Velázquez posaron luego del entrenamiento del miércoles | FOTO Cortesía Prensa Mineros

Romo, Acosta, Peña y Velázquez posaron luego del entrenamiento del miércoles | FOTO Cortesía Prensa Mineros

El corazón del equipo que clasificó al Mundial Sub-20 volverá a reunirse en Cachamay, donde intentará conquistar el título

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al ser la primera de la historia, la clasificación de la selección sub-20 al Mundial de 2009 levantó una gran expectativa en el país. Al éxito colectivo se esperaba que le siguiera una proyección individual en cada uno de esos jugadores. “Muchos esperaban que de ese equipo salieran al exterior muchos más jugadores, que muchos se hicieran titulares en la selección mayor y muchas de esas cosas no pasaron, pero así es el fútbol”, reconoció Rafa Acosta, figura del Mineros que desde esta semana reúne a cuatro de los mejores miembros de aquel equipo: Rafael Romo, Ángelo Peña, José Manuel Velázquez y Acosta.

Aquella ilusión, en algunos casos desproporcionada, terminó pesándole a unos muchachos a los que se les exigía convertirse casi de inmediato en figuras. Al fuego solo sobrevivió Salomón Rondón, hoy figura de la selección nacional. Sin embargo, para los cuatro mineristas, esta reunión en Cachamay puede servir como una reivindicación. “El fútbol nos dio esta oportunidad, cada quien tiene sus metas y sus aspiraciones pero esta es una segunda oportunidad para tratar de que esta generación siga adelante y pueda contar con nuevos éxitos”, agregó el mediocampista.


Amistad. Una vez reunidos, los cuatro mundialistas retomaron una amistad que se fortaleció durante varios meses entre 2008 y 2009. “Fueron muchas vueltas alrededor de una pista, bajo el sol dos o tres veces, pasar solo cuatro días libres en diciembre”, recordó Acosta. “Pasar tantas cosas juntos te une, te hace una familia y eso es fundamental, para nosotros en Mineros ha sido clave tener ese ambiente”, apuntó el volante.

Ya en confianza, Romo suele bromear con que todo el mérito está en sus manos y en aquel penal que detuvo ante Colombia y que permitió que Venezuela clasificara al hexagonal final. “Nosotros le decimos que fue que el colombiano pateó mal”, revela Acosta sobre la respuesta que suelen darle Velázquez y él.

Tanto el zaguero como Acosta marcaron en el partido contra Uruguay, el que certificó la clasificación al Mundial. “Pero Romo dice que sin esa parada no hubiéramos podido anotar esos goles. Después de cuatro años, es bonito poder recordar todas esas cosas”, explicó el volante, socio de esa empresa que busca ahora, con mucha más madurez en la espalda, reivindicar a toda su generación con un posible título.