• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

No hay quien le gane… a la tribu

Balbino Fuenmayor sigue demostrando su poder / Foto Twitter

Balbino Fuenmayor sigue demostrando su poder / Foto Twitter

Anzoátegui barrió con los dos encuentros en Puerto La Cruz y viaja hoy a Valencia en busca de su segundo título en la historia. Magallanes, que cayó ayer 8 a 5 con otro flojo desempeño de sus lanzadores, está contra la pared

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El equipo que esperaba ganar la final a fuerza de batazos está contra las cuerdas por la falta de pitcheo.
 
Anzoátegui volvió a atacar con dureza al abridor del Magallanes, esta vez Omar Poveda, y con una ofensiva notable, que incluyó cuatro cuadrangulares, produjo las carreras que le dieron la victoria 8 por 5, barriendo con la primera etapa de la serie en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel y tomando una ventaja que puede ser decisiva, debido a los problemas turcos para ordenar su staff de lanzadores.
 
Los Navegantes dejaron pasar a los monticulistas disponibles en el draft de adiciones y sustituciones, bajo la premisa de que un lineup más potente acabaría con un tope de bateadores. Anoche la sacó Josmil Pinto, uno de los tres jonrones de la nave, pero de nuevo no fue suficiente ante el más compacto equipo tribal.
 
El manager Carlos García necesitaba buenos desempeños de sus ases Chris Leroux y Poveda. Entre los dos, suman apenas 4.2 innings de labor y han dejado que el relevo trabaje durante 12.1 episodios, en un duelo que no tiene días de descanso.
 
Es delicado lo que viene para los filibusteros. Luego de la apertura de Josh Lowey, anunciada para hoy, vendrán juegos en los que todavía no es seguro quiénes comenzarán.
 
Los bucaneros al menos dieron señales de despertar contra José Álvarez y sus bomberos. Henry Rodríguez se la botó al zurdo en el segundo, para poner transitoriamente arriba a los suyos, y también la desaparecieron Endy Chávez en el quinto y Pinto en el sexto.
 
Tantos estacazos habrían servido de mucho, en caso de haber estado Poveda tan efectivo como Daryl Thompson la noche anterior. Pero no, los orientales vinieron de atrás con vuelacercas de Gorkys Hernández, Ehire Adrianza y Félix Pérez, éste último con uno en circulación, para explotar al serpentinero visitante y retomar el control.
 
Tuvo arrestos Magallanes para empatar en el sexto, luego del tablazo de Pinto, con un sencillo empujador de Chávez contra un Tiago Da Silva que no impidió la igualada.
 
Pero el ímpetu de los Navegantes finalizó allí. Ni Amalio Díaz ni Arquímides Caminero o Máximo Nelson, lo mejor del relevo cabrialense, pudieron contener a los indígenas, que de nuevo se ayudaron con dos costosos errores rivales. Así, Anzoátegui anotó cuatro más entre el sexto y el octavo. Era el fin.
 
La serie aún no termina, aunque hoy vaya Junior Guerra contra Lowey en Valencia. Pero después de esta gira a Puerto La Cruz, y por los problemas para completar su rotación, está más lejos que nunca el tricampeonato de los turcos y mucho más cerca el segundo título oriental.
 
La clave
La clave del éxito de Anzoátegui estuvo en poder explotar a Omar Poveda. De haber tenido éste una jornada dominante, como esperaban los turcos, Magallanes habría logrado suficiente con esas cinco carreras que le hicieron a sus rivales. Pero no fue así
 
La figura
Gorkys Hernández anotó la carrera del empate en el tercer tramo con un jonrón, y la de la ventaja definitiva en el sexto, moviendo los pies y forzando un error con su velocidad. Estuvo siempre en circulación y una vez más decapitó un extrabase en el centerfield
 
La clave
“Lo dije antes de que esto comenzara. El equipo con mejor pitcheo y que haga las jugadas defensivas, ganará”