• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

¿Dónde está el futuro?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Seis venezolanos se reunieron hace una semana en Cincinnati, convocados al Juego de Estrellas del Futuro. Todos vieron acción. Y unas horas después de la experiencia, tomaron el avión, de regreso a las menores.

¿Cuál de ellos tiene mayor opción de regresar a un estadio de la gran carpa, para quedarse en las Grandes Ligas?

La MLB reúne desde 1999 a muchos de sus principales prospectos en esa cita. Ojo, no van todos. O al menos no se reúnen todos, cada año.

Los mejores peloteros de Venezuela actualmente han pasado alguna vez por allí: Miguel Cabrera, Félix Hernández, Francisco Rodríguez, Víctor Martínez y tantos más. Pero hay condiciones que impiden que en cada edición estén los 60 reclutas más sobresalientes de las menores.

Por ejemplo: los que son subidos no pueden asistir, a menos que sean bajados nuevamente. Le pasó a Yorman Rodríguez, enviado a triple A justo a tiempo para ser el tercer bate del equipo Mundo.

También está el requisito de que sólo pueden asistir dos representantes por organización, uno estadounidense y uno internacional.

Por eso faltaron en esta oportunidad algunos prospectos imprescindibles, como José Peraza o Franklin Barreto. Pero volvamos a la pregunta inicial: ¿qué futuro espera a los seis criollos de 2015?

Rodríguez, el único que ya tiene experiencia en la gran carpa, es un caso intrigante. Dicen algunos scouts que perdió la flama que tenía al momento de firmar.. Que por eso sus discretos números en las menores.

El aragüeño batea de por vida .261/.314/.399, sin contacto, poder ni selectividad. Pero los Rojos aún creen que sus herramientas son de bigleaguer. Tener una larga carrera, insisten, depende de él y de nadie más.

Orlando Arcia quizá sea el talento más puro. Defiende, batea y es mucho más maduro de lo que dice su edad, 20 años. Vale oro un shortstop que hace todo eso. Va por doble A y pronto, es casi seguro, estará en Milwaukee.

Renato Núñez es otro prospecto legítimo. Le ha costado descifrar el pitcheo en doble A, pero tiene fuerza, contacto, disciplina y los Atléticos creen en él. Debería tomar su primer café arriba en 2016.

Juan González ha ido evolucionando. Es relativamente controlado y, sin ser un ponchador, ha ido incrementando su capacidad para pasar por las armas a los rivales. Tiene 0.88 de efectividad este año entre doble A y triple A, con un detallazo que justifica su éxito en la ríspida Liga de la Costa del Pacífico, un circuito de bateadores: casi no le dan jonrones.

Es más que posible que los Dodgers decidan darle un vistazo. Y lo mismo debe suceder con los Piratas y Elías Díaz, el receptor que posiblemente vea mucha acción aquí con Margarita, en la 2015-2016.

Díaz era en febrero el catcher del futuro en Pittsburgh. Eso ha cambiado algo, aunque no por su culpa; la insurgencia de Francisco Cervelli le bloquea el paso hoy. Pero va a llegar.

¿Y Balbino Fuenmayor? Es el único del grupo que no es prospecto. Perdió esa etiqueta por su edad y por irse a jugar beisbol independiente hace año y medio. Pero en este momento no hay venezolano con más poder ni mayor consistencia en las menores, y en Kansas City están emocionados con su evolución.

¿Habrá espacio para él? El contrato del designado Kendrys Morales es por dos años. Pero este joven, al que ya apodan The Great Balbino en alusión a The Great Bambino (nada menos que Babe Ruth), parece decidido a abrirse paso donde le vaticinaron que llegaría cuando firmó por un bono enorme, con 16 años de edad: las Grandes Ligas.

A este paso, este año tendrá su primera prueba.

 

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com