• Caracas (Venezuela)

Fútbol

Al instante

Por la puerta de atrás

Blatter despidió la Copa América en 2007 en Maracaibo junto a Rafael Esquivel (izq.) | Foto: Williams Marrero | Archivo

Blatter despidió la Copa América en 2007 en Maracaibo junto a Rafael Esquivel (izq.) | Foto: Williams Marrero | Archivo

Joseph Blatter renunció a la presidencia de la FIFA ayer en una conferencia de prensa, en la que convocó a un Congreso Extraordinario para designar su sustituto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace una semana, Joseph Blatter vivía tranquilo. Tenía todo. Una salud de hierro, a pesar de sus 79 años de edad; poder, dominando con puño de hierro la FIFA durante 17 años; y dinero, mucho dinero.

Nunca se imaginó que el escándalo de corrupción que reventó hace una semana, le llegaría tan rápido y lo tocaría tan de cerca. Ayer en Zurich, en una rueda de prensa sorpresiva, el mandamás del deporte rey decidió que era el momento de renunciar a la presidencia del ente que gobernó desde 1998.

Lo hizo, alegando que no sentía el respaldo de todo el gremio futbolístico. “He decidido entregar mi mandato en un Congreso electivo extraordinario. Seguiré ejerciendo mis funciones como presidente de FIFA hasta esa elección”, dijo el suizo, visiblemente compungido, en la comparecencia que se dio en la sede del órgano en Zurich.

“El próximo Congreso Ordinario de FIFA tendrá lugar el 13 de mayo de 2016 en la Ciudad de México. Pero esta circunstancia no debe esperar hasta este momento. Esto crearía una demora innecesaria, y exhortaré al Comité Ejecutivo que organice un Congreso Extraordinario para la elección de mi sucesor lo antes posible”, agregó.

Inesperado. El final de la historia de Blatter en la FIFA fue tan intempestivo como su llegada al fútbol. El oriundo del cantón de Valais nació un 10 de marzo de 1936, y desde joven se dedicó al deporte, pero irónicamente jugó poco fútbol, apenas a nivel amateur.

Estudió Comercio y Economía Política en Lausana, y se encargó de la Federación Suiza de Jockey Sobre Hielo en los años 70. En 1975 ingresa a la FIFA, como asesor técnico, y escaló rápidamente hasta convertirse en secretario general, el segundo hombre más poderoso del ente, en 1981. Era la mano derecha del brasileño Joao Havelange.

El propio Havelange, otro polémico personaje vinculado con corrupción, avaló la ascensión de Blatter a la presidencia en 1998. Entró al salón por la puerta grande. Era, decían en aquel entonces, el encargado de renovar la FIFA, de darle frescura para ingresar al nuevo milenio.

Cataclismo. Sin embargo, la última semana destapó la gran olla que escondía a duras penas. Muchos investigadores tenían años detrás de su cabeza, hablaron de sobornos, coimas y corrupción, pero el suizo siempre se encargó de evadir todo halo de suciedad.

Ni la investigación del fiscal estadounidense Michael García, que FIFA decidió no publicar en diciembre de 2014, hizo mella en su poder.  Julio Grondona, fallecido en 2014, y quien fuera su fiel escudero y mentor, fue un hábil ayudante en la tarea.

No así Jerome Valcke. De acuerdo con un reporte del lunes en la noche en el NY Times, el francés, secretario general de FIFA y mano derecha de Blatter, aceptó un pago de 10 millones de dólares de la Federación Surafricana de Fútbol, que dinamitó una estructura turbia.

Al suizo no le quedó más remedio que aceptar que estaba acabado. "FIFA necesita una profunda renovación frente a los desafíos que no se detienen", dijo antes de terminar su comparecencia. 

Presionado por políticos, fiscales, aficionados y patrocinantes, Joseph Blatter finalmente sucumbió. A pesar de la reelección de hace una semana, renunció, y abandonó el salón con la cabeza agachada, y por la puerta trasera.

Lo que viene

-         El Comité Ejecutivo de FIFA designará un Congreso Electivo Extraordinario antes de diciembre de este año.

-         Blatter seguirá siendo presidente hasta que su sucesor sea electo.

-         El anuncio del Congreso Electivo se hará con tiempo suficiente para que los candidatos puedan exponer sus argumentos.

-         El 25 de julio se desarrollará el sorteo de la eliminatoria al Mundial de 2018. La fecha puede ser clave para determinar cuándo se dará la nueva elección.

-         Queda pendiente saber que ocurrirá con los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022, señalados por haber sido designados mediante el pago de sobornos.