• Caracas (Venezuela)

Fútbol

Al instante

El plan de Tony Carrasco

Tony Carrasco | Foto William Dumont

Tony Carrasco | Foto William Dumont

El vicepresidente de la UCV FC aseguró que buscará darle independencia a los equipos y que la selección tenga un DT extranjero de llegar a la presidencia de la FVF

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Tony Carrasco no le es ajeno el flash de la cámara. Tampoco la exposición mediática. Se maneja tan bien ante el micrófono como lo hacía cuidando la portería en sus días de arquero profesional. Pero el tiempo pasó, y una espina se le quedó enterrada de aquellos días de grama y balón.

Para él, aún hay cosas en el fútbol venezolano que deben cambiar. Y por eso, el comunicador social se lanza en una carrera de largo aliento, para intentar lograr la presidencia de la Federación Venezolana de Fútbol, en las elecciones pautadas para marzo de 2017.

-          ¿Qué le dejaron los días de fútbol que ahora lo inspiran a tomar esta decisión?

Las decepciones como jugador profesional me llevaron a esta decisión. Viajar en bus, sin viáticos, tener que estudiar para la carrera en el vestuario de la UCV, dormido con los libros, todo eso me hizo aprender muchas cosas. Desde aquel momento veía una necesidad de cambios. Había que cambiar el fútbol. Han pasado 30 años y siguen problemas de la misma naturaleza.

-          ¿Qué es la Gran Federación Venezolana de Fútbol? ¿Qué propone Tony Carrasco?

Pretendemos que cada apéndice de la FVF se desarrolle independientemente. Por ejemplo, en la liga profesional, que cada equipo pueda desarrollarse económicamente y fortalecerse con los derechos de TV, que vayan directamente a ellos, y que no pasen por la Federación. Los equipos deben darle dinero a la FVF, no al revés.  Deben ser capaces de autofinanciarse. Que el torneo sea competitivo. En segundo lugar, para la Vinotinto la gran promesa es que en una reelección vayamos al mundial. Ocho años. Que haya un torneo fuerte, y que exista mejor destinación de los ingresos. Luego está el fútbol base. La pirámide está invertida. Queremos fortalecer los estados, que cada asociación tenga una cancha de la FVF. Muy sencilla, pero que tenga una sede respetable para un torneo de futbol menor, y con una sede de cada asociación. Ya tenemos un proyecto, de Eduardo Bassalo, ganador del concurso FIFA CIES en 2011, quien nos ayuda en esta experiencia. Y luego está el fútbol alternativo: fútbol sala, playa y femenino; donde debería existir una liga profesional respetable para cada una de estas especialidades.

-          “Será difícil elegir a uno que no es de los nuestros. Esquivel es de los nuestros”. La frase fue dicha por varios presidentes de las Asociaciones estadales, antes de la elección de 2012. ¿Se ha acercado a las asociaciones, como ha sido su receptividad?

Esto apenas comienza, tenemos pautadas giras por el país, porque esto es largo. Estuvimos en Táchira, Lara, Guayana, además de Distrito Capital y Miranda. La gente entiende que viene el cambio. Un feudo que parecía impenetrable tiene una ventana abierta, y en las propias asociaciones entienden  que esto ya no es pan para hoy, hambre para mañana. El presidente de asociación debe entender que los proyectos que proponemos permiten el desarrollo de su región. Cada liga de cada Estado elige al presidente de su asociación. En la última en Lara, por ejemplo votaron de 150 equipos, sólo cuatro. ¿Cuál es la democracia del fútbol? Intentamos acercarnos y aportarle a la gente.  Estamos trabajando de la mano con ellos. El programa FIFA Gol debe ir a las asociaciones de cada estado. Ese desarrollo debe darse con ese dinero.

-          ¿Es una ventaja para acercarte al futbol base el haber sido gente de medios?

Si, ayuda. Yo desarrollé un trabajo por el fútbol desde mi trinchera. Y la gente lo reconoce así, afortunadamente.

-          ¿Qué pasó en la FVF  que quienes estaban en el poder federativo duraron tanto tiempo?

Pasó que hubo una junta directiva que no se preocupó por las bases, y dependía de una persona. Todas las decisiones pasaban por una persona. Dios me libre de tomar una decisión sin consultar. Lamento mucho la situación del profesor Esquivel, a quien conocí y le tengo aprecio y estima. Pero el error que se cometió es que hubiese uno que tomara las decisiones de todo y por todos.

-          En su momento comentó que era necesario un DT extranjero para la selección ¿Por qué?

Quiero aclarar que confío en las capacidades de Noel Sanvicente, quien es el más ganador de Venezuela, pero el momento histórico actual de la selección es complejo, difícil, y para él era más favorable el ciclo pasado. El camino es duro para cualquier venezolano. Si se trae un extranjero, cosa que hay que pensarla, es por la experiencia mundialista. Acá hay material, Richard Páez, Rafael Dudamel, Eduardo Saragó, pero el DT de selección tiene que preparar dos finales importantes en una semana. Alguien con la experiencia ya sabe cómo es esto, y se puede sacar ventaja competitiva. No es traer a cualquiera tampoco, ojo. Es pensar en alguien de pergaminos, que pueda llevarnos al Mundial.

-          Pero eso cuesta dinero ¿De dónde lo sacamos?  

El financiamiento para esto está en los derechos de TV internacionales. Copa América, Premundial, ahí hay un ingreso importante. FIFA paga también a las selecciones por su participación. Y hay premios, y eso es dinero de verdad. Después el marketing y la publicidad. Sponsors privados, que suman. Y el merchandise, la explotación de camisetas, llaveros, de todo eso que ha estado sub utilizado. Hay que trabajar también de la mano del gobierno nacional, y ellos aportarán su parte, y luego la prensa o media de la Gran FVF, habrá un programa de TV, una revista, que también generarán ingresos propios a la federación.

-          Hay 24 asociaciones que votan para elegir al presidente de la FVF, ganarse el apoyo de ellos es clave, pero también el de los equipos, ¿Cuál ha sido la receptividad de ellos?

Acabo de reunirme con Lara, Metropolitanos, Atlético Venezuela, Mineros, y en general, los clubes pueden entender que si se pueden desarrollar económicamente, su situación mejorará. Hay clubes con sus ideas “independentistas”. Esa idea, o esperanza, se puede dar en la Gran FVF. Darles independencia económica. Se ha entendido como que este programa es más de la FVF, pero cuando entienden que lo que se busca es el desarrollo de clubes, hay gente que se identifica. Lo que deseamos es que nos escuchen.

-          ¿Qué le parece el torneo con 20 equipos?

No se puede ver la ampliación de la primera división como algo electoral. Estamos hablando de 20 clubes contra lo que votan en asociaciones, 48, creo. Hay que tratar de que los equipos sean clubes, y de que haya ciudades con menos equipos, que se distribuya mejor. En una ciudad como Caracas, por ejemplo, es injustificable que haya siete equipos. Táchira aguanta dos, hoy los tiene, pero Guayana, por ejemplo, tiene sólo uno. Es un asunto de distribución. La Guaira debería jugar en el litoral, por ejemplo. El error no es la cantidad, sino la mala distribución.

-          En el pasado viviste el fútbol de deudas, y de malos ratos para el jugador. ¿Cómo cree que puede cambiar esto que aún sucede por ahí?

No sólo yo lo viví como jugador. Daniel Nickolac, por ejemplo, está en este movimiento y en su oportunidad renunció a la selección por problemas económicos. Rafa Santana también ha padecido de todo, y nos acompaña. Creo que la solución a esos problemas está en tener una liga más independiente. Los clubes entenderán que con más ingresos y oportunidades, tendrán más oportunidades para cancelar deudas, para mejorar sus estadios, y así. La FVF debe ocuparse de la selección y las categorías menores. Las mejores ligas del mundo son productos que se desarrollan independientes a sus federaciones. Alemania, España, Inglaterra. Antes era así acá en Venezuela, pero había conflictos entre ambos. La idea es que haya una liga fuerte, y que la FVF colabore en la coordinación con ellos. 


@PabloAGarciaE

pgarcia@el-nacional.com