• Caracas (Venezuela)

Fútbol

Al instante

Madrid venció al Córdoba 2-1 gracias a un penal de Bale

Cristiano Ronaldo sale cabizbajo luego de la expulsión ante el Córdoba | Foto: EFE

Cristiano Ronaldo sale cabizbajo luego de la expulsión ante el Córdoba | Foto: EFE

El astro Cristiano Ronaldo no lució y salió expulsado por tarjeta roja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un penal transformado por el galés Gareth Bale, a dos minutos del final, dio una sufrida victoria al Real Madrid (1-2) ante un buen Córdoba, que tuvo al conjunto blanco maniatado todo el partido, en el que Cristiano Ronaldo fue expulsado con roja directa por agredir al brasileño Edimar.

En el primer minuto, un doble recorte del delantero portugués Bebé en la frontal del área madridista acabó con un potente disparo que se estrelló en los brazos de Sergio Ramos.

El colegiado canario Hernández Hernández decretó penalti y el delantero argelino Ghilas, muy activo durante la primera mitad, transformó desde los once metros con pasmosa tranquilidad para batir a Casillas y adelantar a los blanquiverdes ante una afición entusiasmada.

Los blancos, sin Isco por lesión, carecían de imaginación ante la fuerte presión cordobesista, que permitía contragolpes claros y peligrosos de los locales, y solo era capaz de crear peligro a balón parado.

Así llegó el empate, en el minuto 26, tras un saque de esquina botado por el colombiano James Rodríguez desde la derecha, que peinó Bale y remató el francés Karim Benzema desde el suelo en el área pequeña para alojar el balón en el fondo de la red.

La igualada tranquilizó al Real Madrid, que se apoderó por completo del balón, aunque sin crear excesivo peligro. Cristiano Ronaldo, culminó su desastroso partido con una patada al brasileño Edimar que acabó con el portugués expulsado por roja directa en el segundo tiempo.

Cuando parecía que el partido acabaría en tablas, una falta cobrada por Bale se estrelló en la mano de Fede Cartabia, por lo que el colegiado pitó penalti, que el propio Bale convirtió para darle el triunfo al conjunto madridista en el final del partido.