• Caracas (Venezuela)

Fútbol

Al instante

Carabobo perdió fuerza en casa de un trabado Petare

Saúl Maldonado debutó en el banquillo del equipo capitalino / AFP

Saúl Maldonado debutó en el banquillo del equipo capitalino / AFP

 El cuadro valenciano consiguió un empate que poco le sirve en la lucha por el título

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De poco le sirve al Carabobo poder contar que ayer, en el Olímpico de la UCV, fue bastante más que el Petare en el trámite de un partido aburrido en el que el empate a cero final fue más por desmérito de la delantera valenciana que por otra razón.

En su primer partido con Saúl Maldonado al mando, Petare mostró apenas alguna mejora, logró enredarle la mitad del campo a su rival y así aislar a los enrachados Pablo Oliveira y Christian Novoa. Adelante, la tarea pendiente es más grande. A Wuiswell Isea, el cerebro del equipo, siempre le faltó una pieza para encajar. Cuando tuvo la pelota no encontró pasillos o receptores, cuando encontró el camino, desde el otro lado de la línea nadie le atendió.

"En apenas tres días apenas se puede plasmar un cambio", defendió al técnico el arquero Geancarlo Martínez, quien afirmó haber visto un cambio en la actitud de los jugadores.

Carabobo, en cambio, dejó el Olímpico molestó con las condiciones de un campo que, considera, le afectaron a la hora de definir. Es cierto que el césped del parque ucevista conspira en contra del buen juego, pero también es una realidad que cuando los valencianos tuvieron alguna oportunidad, fue el mal tino el que los separó del gol. Así le ocurrió a Emilio Rentería, quien desperdició un contragolpe promisorio al prefeir el disparo antes de abrir el campo a un Oliveira mejor ubicado. Poco después, Luis Roberto Seijas estrelló un tiro libre en el poste.

Desde la grade, el entrenador Jhonny Ferreira pagó el primero de los cuatro partidos de sanción que tiene, pegado al teléfono, desde donde le daba constantemente indicaciones a sus asistentes y a los futbolistas que entraban como recambio.

La recta final del partido abrió el juego hasta convetirlo en un intercambio de golpes. Una vez ahí, Carabobo comenzó a coleccionar disparos y ocasiones perdidas. Novoa, Zambrana y el juvenil Martinez tuvieron al menos una oportunidad cada uno pero todos fallaron. El empate en teoría es bueno al significar un punto como visitante, sin embargo, cuando se está en una lucha con otros seis candidatos, perder dos puntos es un golpe que puede costar caro.