• Caracas (Venezuela)

Fútbol

Al instante

Brasil acabó con el sueño colombiano

La selección anfitriona sacó lo mejor de su repertorio para batir 2-1 a una briosa Colombia | Foto: AFP

La selección anfitriona sacó lo mejor de su repertorio para batir 2-1 a una briosa Colombia | Foto: AFP

La selección anfitriona sacó lo mejor de su repertorio para batir 2-1 a una briosa Colombia, que se repuso del miedo escénico inicial para hacer padecer al local sobre el final

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Colombia necesitaba jugar el partido de su vida para vencer a Brasil en los cuartos de final del Mundial de Fútbol. Y ayer, cuando sus jugadores más necesitaban el temple y la seguridad que demostraron durante todo el torneo, se los comió el monstruo de los nervios.  

Y los amazónicos, grises durante todo el campeonato, dejaron claro por qué son tan peligrosos en las instancias determinantes. Su juego sigue sin deslumbrar, pero al menos funcionó. Vencieron 2-1 al conjunto cafetero y pasaron a semifinales, etapa en la que se enfrentarán contra Alemania el martes.

Colombia fue una selección nerviosa, paralizada del susto ante la influencia ejercida por los más de 50.000 brasileños que acompañaron a su equipo en el estadio Castelao de Fortaleza y el peso de la historia de la camiseta amarilla, un fantasma del que los de José Pekerman no pudieron deslastrarse al menos durante el desarrollo de la primera mitad del encuentro.

Para Brasil el torneo empezó ayer. Intensos, los dirigidos por Luiz Felipe Scolari mostraron su mejor juego, no se encomendaron exclusivamente a Neymar y presionaron siempre a su rival.

El miedo escénico se apoderó temprano del volante de marca colombiano Carlos Sánchez. Llegó tarde a cubrir a Thiago Silva, quien entró solo sobre el segundo poste en un córner cobrado por Neymar, y tropezó la pelota para darle la ventaja a Brasil.

Desde ese momento, los brasileños insistieron en la búsqueda del segundo tanto. Oscar, Paulinho y Fernandinho eran la sombra de James Rodríguez, Juan Guillermo Cuadrado y Víctor Ibarbo; los dos últimos preocupados por las subidas de Marcelo y Neymar en la izquierda, y de Maicon y Hulk en la derecha.

El susto provisto por la camiseta de Brasil, los fanáticos y el entorno eran equivalentes a Freddy Krueger. Se adueñó de los sueños de Colombia y los convirtió en una pesadilla que duró todo el primer tiempo.

No obstante, José Pekerman se deshizo de su manera modosa de entrar al partido para apostar por la agresividad. Necesitaban despertar. El ingreso de Adrián Ramos por el intrascendente Victor Ibarbo le dio presencia en el ataque a Colombia. Despertó. James Rodríguez reapareció y se adueñó de la pelota.  

En ese momento el árbitro español (de muy flojo desempeño) Carlos Velasco pitó una falta que le dio a David Luiz la oportunidad de anotar un espectacular gol de tiro libre. En la mejor versión de Brasil del torneo, irónicamente, los goles llegaron de sus defensores centrales. El golpe no amilanó a Colombia.

Se fue con desesperación sobre la valla de la canarinha y un pase filtrado de James a Carlos Bacca provocó un penal cometido por Julio César. El cucuteño lo canjeó por gol y la temerosa selección cafetera terminó como un vendaval de valentía. El susto ahora era amazónico. Pero no fue suficiente. Pudo más el oficio de Brasil, que sufrió y se empleó a fondo, y que aún vive su fiesta.

FICHA TÉCNICA

Brasil (2):

Julio César, Maicon, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Paulinho (Hernanes, 86’), Fernandinho, Oscar, Hulk (Ramires,83’ ), Neymar (Henrique, 88’); Fred. DT: Luiz Felipe Scolari.

Colombia (1):

Ospina, Zúñiga, Zapata, Yepes, Armero; Guarin, Sánchez, Cuadrado (Quintero, 80’), Ibarbo (Ramos, 46’), Rodríguez, Gutiérrez (Bacca, 70’). DT: José Pekerman.

Goles: 1-0, Thiago Silva, 7’; 1-1, David Luiz, 69’; 2-1, Rodríguez (de penal), 80’.

Árbitro: Carlos Velasco (España).

Amonestados: Rodríguez, Yepes (C); Julio César, Thiago Silva (B).

Estadio: Castelao (Fortaleza, Brasil).