• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Con fe y Messi

El delantero argentino, Lionel Messi, guió el triunfo del Barcelona / EFE

El delantero argentino, Lionel Messi / EFE

Barcelona logró la gran remontada que esperaba con un 4-0 contra el Milan que lo coloca en los cuartos de final de la Liga de Campeones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Barcelona, un vendaval liderado por Lionel Messi, hizo claudicar al Milan y se metió en cuartos de final de la Liga de Campeones con una goleada 4-0 en el Camp Nou que le permitió remontar el 2-0 que encajó en San Siro.
El encuentro fue un monólogo azulgrana salpicado por un disparo al palo de Niang y una oportunidad de Robinho. Los dirigidos por Jordi Roura conocerán su rival en la próxima ronda el viernes, cuando se produzca un sorteo en el que también estará el Real Madrid, que logró sellar su pasaje con otra reacción en Manchester contra el United.
Ayer el Barcelona salió enchufado, consciente de que necesitaba dos goles para, al menos, igualar la eliminatoria y forzar la prórroga. Pero el inicio fue el ideal, no necesitó siquiera cinco minutos el cuadro azulgrana para adelantarse en el marcador. Messi cazó un balón en la frontal del área, y con dos rápidos toques mandó el cuero al fondo de la portería de Abbiati.
Volcada la afición catalana con su equipo, se ponía todo a favor de los azulgrana tras ese gol tempranero. Con el Milan encerrado en su área, el vendaval ofensivo local fue total, aunque no conseguía acabar de concretar el equipo de Roura el tanto del empate. Se llevó incluso un gran susto cuando, en el minuto 37, Niang se quedó solo ante la portería de Víctor Valdés, pero mandó el balón al palo derecho.
Lejos de venirse abajo o amedrentarse, el Barcelona aprovechó el siguiente ataque y, un minuto después, de nuevo Messi puso el segundo gol en el marcador con otro disparo desde el exterior del área, esta vez bajo y a la izquierda.

Remata la faena. Se abría un nuevo partido en la segunda parte. El Barcelona se mostró más cauteloso en el arranque y el Milan se estiró en el campo, tratando de buscar un gol que obligase al azulgrana a marcar dos más para pasar a cuartos. Pero los italianos fueron incapaces en todo el partido de hacer frente al cuadro culé, una apisonadora sobre el césped del Camp Nou. En esas llegó el tercer gol de los anfitriones. Un magnífico pase de Xavi, que forzó su físico para llegar a tono a este encuentro, lo aprovechó David Villa, titular en esta ocasión, y con la izquierda puso el balón fuera del alcance de Abbiati.
Con el partido y la eliminatoria en ventaja para el Barcelona, los pupilos de Roura se dedicaron a gestionar, aún más, el control del balón. Claudicaron los italianos, que apretaron en el tramo final, ante un equipo que con este triunfo espanta, al menos de momento, las dudas que había suscitado en las últimas semanas, al enlazar dos derrotas ante el Real Madrid y una contra el Milan. El Barcelona, en la versión que el mundo ha conocido en los últimos años, avanza a cuartos.