• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La familia Araque toma el vestuario de Estudiantes

Los hermanos Araque: Alejandro, Adrián, Armando y Ricardo | FOTO Cortesía Armando Araque

Los hermanos Araque: Alejandro, Adrián, Armando y Ricardo | FOTO Cortesía Armando Araque

Los hermanos Armando, Adrián, Ricardo y Alejandro están haciendo historia al compartir en el cuadro merideño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que eran niños, los cuatro hermanos Araque se acostumbraron a jugar juntos en cualquier rincón de Santa Anita. Inspirados por el ejemplo de su padre -un arquero amateur que ahora se gana el sueldo como obrero- Armando, Adrián, Ricardo y Alejandro crecieron siempre cerca de una pelota, tanto en su barrio al norte de Mérida, como en Corpo Andes, la escuela donde recibieron las primeras lecciones. Luego que cada uno tomara en algún momento su propio camino, el tiempo y Manuel Plasencia se encargaron de reunirlos este semestre bajo el techo del vestuario de Estudiantes, con el que el sábado pasado disputaron su primer partido oficial en la derrota en casa contra Aragua (0-2), un hito, al menos en las últimas décadas del fútbol venezolano.

En las gradas del Metropolitano, ni el padre ni los tíos de los cuatro hermanos se esperaba la noticia. “Después del partido nos abrazamos y hablamos de que era apenas el principio”, contó Armando, quien con 23 años de edad es el mayor de los cuatro que juegan ya que Elvis, el primero de los cinco que conforman la familia, dejó hace tiempo la pelota y hoy trabaja en Ipostel.


Historias. Cada mañana, Elvis Martínez pasa por la casa en la que aún viven los cuatro hermanos a buscarlos e ir al entrenamiento. El carro se termina de llenar con Darwin Moncada y Henry Plazas, quienes van en la maleta. “Desde pequeño somos muy unidos, aunque también peleábamos mucho, nadie nunca quería perder”, recordó Adrián. De esas tardes quedaron varias cicatrices. “Si alguno tenía un problema, era con todos”, apuntó Ricardo.

El sábado antes del partido, Plasencia tenía una duda sobre quién debería colocar en el lateral izquierdo. Recordó haber visto a Adrián jugando en ese puesto en algún entrenamiento pero al preguntarle, encontró que estaba hablando con el Araque equivocado. “Le dije que sólo había jugado de volante y de lateral y que quizás estaba confundido con mi hermano”, explicó Ricardo. “Armando es el que menos se parece porque es más ‘achinado’ pero mucha gente nos confunde”, cuenta entre risas Adrián.

“Cada uno tiene sus características. Alejandro (18) es un gran portero”, explicó Armando, el delantero de la familia, sobre su hermano, guardameta como su padre. “Ricardo (21) es más desequilibrante y Adrián (22) es muy disciplinado”, prosiguió sobre los dos mediocampistas de la casa, el primero de ellos es derecho y el segundo es zurdo. En lo que sí coinciden todos es en la afición por Magallanes y ahora, desde este semestre, en que son titulares con Estudiantes.