• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El estadio olímpico de Tokio podría costar 2.242 millones de euros

Los anteojos traductores permitirán a las personas entender cualquier aviso o texto escrito en japonés. Todo o parte de estas tecnologías deben estar listas para los juegos Olímpicos de Tokio en 2020 | Foto: AFP

Los anteojos traductores permitirán a las personas entender cualquier aviso o texto escrito en japonés. Todo o parte de estas tecnologías deben estar listas para los juegos Olímpicos de Tokio en 2020 | Foto: AFP

El ministro japonés para las Olimpiadas, Hakubun Shimomura, desveló la cantidad, que casi triplica el presupuesto inicial, ante una comisión parlamentaria y reconoció que el Gobierno considerará reducir el proyecto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El coste del actual proyecto del estadio olímpico de Tokio para los Juegos de 2020 diseñado por la arquitecta Zaha Hadid podría llegar a los 300.000 millones de yenes (2.242 millones de euros), según reveló hoy el Gobierno nipón.

El ministro japonés para las Olimpiadas, Hakubun Shimomura, desveló la cantidad, que casi triplica el presupuesto inicial, ante una comisión parlamentaria y reconoció que el Gobierno considerará reducir el proyecto ya que la cifra es "demasiado enorme".

El plan original diseñado por la arquitecta angloiraní Zaha Hadid consiste en demoler el Estadio Nacional, construido para los Juegos de Tokio de 1964, y sustituirlo por uno nuevo con una capacidad de 80.000 personas y techo retráctil.

El coste inicial del proyecto era de 130.000 millones de yenes (973 millones de euros) y la idea del Gobierno nipón es que el nuevo estadio esté terminado en marzo de 2019, a tiempo para la celebración de la Copa del Mundo de Rugby que Japón acogerá de septiembre a octubre de ese año.

El megaproyecto de remodelación ha desatado la polémica en Japón precisamente por que algunos de los arquitectos más prestigiosos del país los han criticado por su carácter faraónico.

En este sentido, el arquitecto nipón Fumihiko Maki planea poner en marcha a finales de mes una campaña para instar a reconsiderar la obra y cuenta ya con el apoyo de celebridades y colegas de renombre, como Toyo Ito o Kengo Kuma.

"Los problemas que encuentro en la planificación del estadio están todos relacionados con su tamaño", detalló Maki en la publicación mensual de la Asociación de Arquitectos de Japón.