• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

¿Quién detiene a José Altuve?

Nadie había robado 2 o más bases en 4 juegos seguidos antes de Altuve | Foto AP

Nadie había robado 2 o más bases en 4 juegos seguidos antes de Altuve | Foto AP

El actual líder bate de la Liga Americana hasta impuso un récord gracias a su velocidad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Altuve vive el mejor momento de su carrera y lo celebró ayer ante los Tigres, en una jornada en la que aumentó sus lideratos de bateo, robos y hits.

El camarero de los Astros disparó tres incogibles, para subir su average a .347 y poner todavía mayor tierra de por medio respecto a sus perseguidores. Llegó a 116 imparables y, para completar, estafó dos almohadillas, para subir a 36 su tope en el circuito.

Casi todo sorprende en la actual cosecha del aragüeño: por ejemplo, sus 36 bases robadas han sido en 39 intentos.

Altuve dejó escrito su nombre en los libros de récords, en el triunfo de su equipo 6 por 4. Informó MLB.com que es el primer jugador en las mayores que consigue dos o más escamoteos en cuatro juegos consecutivos, histórico.

“Me siento bien con mi velocidad allá afuera”, declaró al portal de los siderales. “Me tiene buscando una base adicional todo el tiempo. Si me dan alguna ventaja, voy a tomarla”.

Alex Ávila, el catcher de Detroit, fue la principal víctima de viernes a domingo, pero hasta Miguel Cabrera llevó lo suyo, cuando el principal pistón de Houston se robó el home cuando su paisano tenía la pelota en el mascotín, el viernes.

Altuve espera que su desempeño le ayude a ir nuevamente al Juego de Estrellas.

“Eso significaría mucho para mí”, aseguró. “Es increíble que me puedan considerar como uno de los mejores del juego, aunque, por otro lado, es algo que no debe distraerme de nuestras metas aquí, como equipo”.

Altuve opacó a Cabrera y Víctor Martínez. El primero amanece hoy con .311 y el segundo con .323, luego de batear de 3-1.

Por fin, Rondón
A Jorge Rondón le costó más que a muchos venezolanos dar los primeros pasos en las Grandes Ligas. Ayer fue subido por tercera vez a las mayores y cumplió así su décimo día de servicio con los Cardenales, contando las otras dos ocasiones en que fue llamado por San Luis. La tercera fue la vencida, porque finalmente debutó en el séptimo inning contra los Dodgers, en relevo de Seth Maness.