• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La defensa de Denver hizo valer su ley

Fuegos artificiales iluminaron el estadio tras la victoria de los Broncos | Foto EFE

Fuegos artificiales iluminaron el estadio tras la victoria de los Broncos | Foto EFE

Los Broncos obtuvieron su primer Super Bowl en 17 campañas y Peyton Manning logró el segundo título en su carrera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La noche antes del Super Bowl, Metallica dio un concierto en el PNC Park de San Francisco. Siendo una banda del área de la Bahía, habían sido requeridos por los fanáticos de la zona para tocar en el medio tiempo del partido de anoche entre los Broncos de Denver y las Panteras de Carolina en el Levi’s Center.

La organización no quiso que el grupo de metal tocara en su show. “Somos demasiado pesados para el medio tiempo”, aseguró a modo de broma James Hetfield, vocalista de la banda durante la presentación, donde tocaron todo su repertorio.

Metallica fue tan pesado en su ritmo como la defensa del conjunto de Colorado. La unidad de zagueros del equipo de Gary Kubiac masacró a la ofensiva de Cam Newton, e hizo valer un adagio viejo que tiene hoy más valor que nunca en la NFL: “La ofensiva gana partidos, la defensa logra los campeonatos”.

La agresividad con la que atacaron a la línea ofensiva del cuadro de Carolina, les permitió forzar tres balones sueltos, uno de ellos recuperado dentro de la zona de anotación para el touchdown que anotó Malik Jackson, y que abrió el marcador que finalizó a favor de Denver, 24-10.

Todo este despliegue le restó protagonismo al que se suponía era el héroe predestinado antes de iniciar la película. Peyton Manning tuvo una noche discreta. No lanzó pases de anotación, perdió un balón y tuvo apenas una conversión de 14 intentos en terceras oportunidades.

En los dos últimos Super Bowls de su carrera, el mariscal de campo apenas consiguió un pase de anotación. Una actuación decepcionante para él, que con una carrera de leyenda estará en el salón de la fama de este deporte. A pesar de todo, anoche fue inteligente en los momentos claves del partido, y pudo controlar el tiempo del ataque sobre el final, cuando su equipo lo necesitó.

Von Miller, con cinco tackes, dos capturas y media y dos balones sueltos forzados, fue el Jugador Más Valioso del partido. “Estoy orgulloso de mis compañeros, y feliz por mis hermanos, con los que peleamos toda la temporada por este título”, dijo durante la premiación.

“No sé si será tu último rodeo, sólo sé que fue un enorme viaje”, dijo el gerente general de la franquicia, Jhon Elway, el último mariscal de campo del conjunto equino en ganar el título hace 17 años, al levantar el trofeo ofreciéndoselo a Manning.

“Esta ha sido una semana muy emotiva para todos”, aseguró Manning. “En este momento quiero celebrar con mi esposa y mis hijos. Ya llegará el momento de pensar si sigo o no”, apuntó.

El trofeo Vince Lombardi se va a Denver. Como Metallica la noche antes del partido, los Broncos fueron anoche un clásico que ha cambiado, que tal vez no sea tan espectacular como antes, pero que aún no pasa de moda.