• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Algunos criollos no mostraron su calidad en la primera mitad

El abridor maracayero lanzó 4.0 innings en blanco y pasó por las armas a tres adversarios | Foto AFP

Sánchez ya no es una figura de la rotación de Detroit, pero trabaja para recobrar su estatus | Foto AFP

Pablo Sandoval apenas tomó seis turnos y no conectó hits antes de caer por lesión. Aníbal Sánchez y Eduardo Rodríguez deberán mejorar en la segunda parte de la campaña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cosas buenas y cosas malas. Como la vida normal, el beisbol tiene sus momentos gratos y rachas de mala suerte. Wilson Ramos, José Altuve, Junior Guerra, Jeanmar Gómez y Francisco Rodríguez, son algunas de las historias más agradables entre los venezolanos en la primera mitad. Ellos tienen un contraste: aquellos compatriotas que padecieron casi tres meses y medio de continuas pesadillas.

El caso más mediático fue el de Pablo Sandoval. Ha sido el año más corto y el peor en la carrera del antesalista de los Medias Rojas de Boston. Lo efímero de sus seis turnos sin hits, no le hacen honor a las tantas vicisitudes que vivió, entre las que se incluyen descontentos con la prensa de Nueva Inglaterra, afincada en el sobrepeso de su anatomía; problemas defensivos, pérdida de la posición con el novato Travis Shaw y una severa lesión en el hombro derecho.

El Panda no podrá recuperar este año nada de lo perdido. Es esperado para los Spring Training 2017 por el alto mando de los patirrojos que le pagará 17,6 millones por esta temporada y 18,6 la próxima.

 
Iniciadores golpeados. Resultaron meses difíciles para los referentes de la lomita venezolana. A pesar de sus buenos números, las lesiones afectaron a Félix Hernández y Carlos Carrasco. Por lo menos no son casos para lamentar. El Rey estará de regreso antes de que culmine julio y el abridor de los Indios de Cleveland ya hace estragos con su repertorio.

La situación es diferente para Aníbal Sánchez y Eduardo Rodríguez. Se auguraba un gran año para ambos, pero se hundieron en malos momentos, aunque todavía poseen salud. 

Sánchez, quien antes fuera iniciador indiscutible de los Tigres de Detroit, fue enviado al bullpen luego de exhibir una efectividad de 7.09 en mayo. Los inconvenientes del diestro se han incrementado a tal punto de permitir un promedio de 6.75 carreras por cada nueve innings.

“Tengo que ser mejor en la segunda mitad, no solo por mí, sino para ayudar al equipo”, le dijo Sánchez al portal todaysknuckleball.com. “Voy a ver videos para tratar de solucionar este problema”.

Mientras que Rodríguez subió muchos las expectativas al ser visto como un pupilo de David Price y Pedro Martínez, reciente miembro de Cooperstown. El zurdo se recuperó de una dislocación de la rótula de la rodilla derecha y cuando volvió a las mayores tuvo dificultades con su comando. Recibirá otra oportunidad el viernes para bajar su efectividad de 8.59.