• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Las condiciones de este Mundial lo hacen diferente a los demás

Las fuerzas del orden público tuvieron que multiplicar sus esfuerzos durante el último año en Brasil | Foto EFE

Las fuerzas del orden público tuvieron que multiplicar sus esfuerzos durante el último año en Brasil | Foto EFE

Todos los ojos del mundo están puestos en Brasil, donde entre protestas y reclamos se desarrollará la máxima cita del fútbol 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil vive el fútbol de una manera muy especial, tal vez como en pocos lugares en este mundo. La interminable vereda de Copacabana se llena día a día de gente que practica con un balón peripecias sobre la densa arena de la famosa playa, uno de los íconos principales de Río de Janeiro.

Pero desde hace un año, el Cristo del Corcovado es testigo del enojo de un brasileño cansado, que no entiende cómo se gastan millones de dólares en organizar el Mundial en una nación llena de problemas.

“Un Mundial en un país miserable, financiado con dinero público, es un problema moral”, se leía en una pancarta precisamente en el famoso balneario carioca, colgada por Río Da Paz, una de las organizaciones no gubernamentales más activas en contra de la realización del ecuménico.

De hecho, los grupos de manifestantes están constituidos en su mayoría por jóvenes de entre 20 y 35 años de edad. De acuerdo con informaciones de la prensa brasileña lo que mueve a estos grupos es el descontento con la forma de proceder del gobierno brasileño en relación con la distribución de los gastos sociales. Para ellos, el dinero invertido en la remodelación de los estadios y aeropuertos, por ejemplo, debió servir para construir más hospitales o mejores servicios en las ciudades sede del torneo.

Y puede que no estén tan alejados de lo cierto. De acuerdo con cifras de la Cepal, en 2012 Brasil mostraba 18,4% de pobreza extrema y 5,4% de indigencia, lo que denota que si bien la gestión de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rouseff ayudó a bajar los índices de miseria del país amazónico, aún queda mucho por hacer.


Sin recursos. Otra razón del descontento brasileño es que el costo de los estadios aumentó de manera desmedida, por lo que los manifestantes alegan que hubo corrupción en el manejo de estos fondos.

Algo difícil de ocultar hasta para la directora ejecutiva del comité organizador del torneo, Joana Havelange, hija del ex presidente de la FIFA, Joao Havelange.

“No apoyo, no comparto las protestas durante el Mundial. Quiero que se desarrolle de la mejor manera. No voy a manifestarme en contra, porque lo que había de ser gastado, o robado, ya fue. Si había que protestar, tenía que haberse hecho antes”, dijo a El País de España.

“Los manifestantes tienen razón en muchas cosas y eso forma parte de la democracia”, manifestó Cafú, el último capitán que levantó el trofeo para Brasil. “La gente puede opinar y habrá protestas durante la Copa. Pero no son contra el fútbol ni contra la selección. Son contra la forma en que se gastó el dinero del Mundial. No tengan miedo por la inseguridad, queremos demostrar que los brasileños somos acogedores y un país maravilloso”, agregó.

A Brasil le tocará saldar su cuenta histórica con el fútbol, la del Maracanazo de 1950, con el aspecto social aún en números rojos.


La Cifra
14 billones de dólares le costó a Brasil organizar el Mundial que comienza esta tarde. Se calcula que terminará de pagar las deudas contraídas por la cita en 2030

Descontento
Marchas y huelgas en la Copa
En varias de las sedes del Mundial 2014 existen planes por parte de los movimientos sociales que han rechazado con fuerza el torneo, para intentar hacer sentir su voz de protesta durante el desarrollo de la cita. De esta manera, para hoy está planificada una concentración y una marcha en Río de Janeiro, así como otra en Sao Paulo, sede del partido inaugural donde jugará Brasil.

Precisamente, ahí se desarrolló hasta hace dos días una huelga de trabajadores del Metro de la ciudad que casi paralizó por completo la urbe paulista e impidió, por ejemplo, la primera práctica que tenía prevista la selección de Estados Unidos después de llegar a territorio brasileño.

Los manifestantes, además, esperan demostrar su descontento en el inicio de cada ronda, por lo que existen marchas o concentraciones planificadas para las fechas en las que inician los octavos de final, los cuartos de final, la semifinal y el día de la gran final en el estadio Maracaná.