• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El club del poder

Carlos González | Foto AP

Carlos González | Foto AP

Carlos González celebró convertirse en el quinto venezolano que despacha 40 jonrones o más en una temporada de las Grandes Ligas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Es que unirse a Armando Galarraga, Miguel Cabrera, Richard Hidalgo y Antonio Armas como los únicos venezolanos que han logrado 40 cuadrangulares o más en una temporada, significa cerrar con broche de oro un año de duras batallas.

“Estar parado frente a ustedes para hablar de los 40 jonrones, es especial”, confesó el jardinero de los Rockies a los periodistas que lo abordaron después del encuentro del martes por la noche ante los Cascabeles, en el Chase Field de Arizona.

González apenas sacudió cuatro bambinazos en los primeros dos meses de zafra. Llegó a la pausa por el Juego de Estrellas con una línea ofensiva de .259/.314/.452. La rodilla izquierda, operada en agosto del año pasado, era la principal sospecha del bajo desempeño.

No obstante, el slump despareció y en la segunda mitad la historia cambió. CarGo llegó al tope de sus condiciones, al punto que hasta la jornada de ayer registraba 27 jonrones después de la pausa por el clásico de luminarias.

“Hace un año andaba en muletas, porque no podía caminar”, recordó el zuliano, que está a la caza del liderato de jonrones de la Liga Nacional, que  encabeza su compañero Nolan Arenado junto a la estrella de los Nacionales, Bryce Harper.

“Estoy persiguiendo a Nolan. No puede relajarse”, bromeó el criollo.

“Esa competencia entre ellos es buena”, advirtió el manager de Colorado Walt Weiss.

González y Arenado se convirtieron en los primeros compañeros de Colorado que consiguen 40 jonrones en una misma temporada desde 1997, cuando lo hicieron Larry Walker (49), Galarraga (41) y Vinny Castilla (40). Un año antes, “El Gato” (47), Castilla (40) y Ellis Burks (40) habían alcanzado ese registro.

En las Grandes Ligas no ocurría ese fenómeno desde 2006, cuando Jermaine Dye y  Jim Thome lo lograron con los Medias Blancas.