• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Las 10 claves de la décima

Real Madrid levanta la décima Copa de Europa | EFE

Real Madrid levanta la décima Copa de Europa | EFE

Mentalidad, experiencia, ambición y el desgaste del rival, se conjuraron para que el Real Madrid lograra su codiciada Copa de la Liga de Campeones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Real Madrid obtuvo su tan ansiada décima Copa de Europa en un encuentro disputado en el estadio Da Luz de Lisboa con una hazaña que dejará mucho de épica, algo acostumbrado en el equipo merengue. Tras 12 años sin alcanzar su trofeo fetiche, el equipo español le ganó a su rival de ciudad, el Atlético de Madrid, con lo que parece un abultado resultado de 4-1, que no hace honores al férreo juego del equipo dirigido por Diego Simeone durante casi 93 minutos.
 
Estas son las 10 claves que definieron el partido y la temporada.
 
1. Los 17 de CR7: Aunque el goleador y actual Mejor jugador de la FIFA, Cristiano Ronaldo, no tuvo una buena final, fue decisivo a lo largo de todo el campeonato con su récord de tantos en una sola campaña de esta competición europea, que llevó a las 17 dianas con el penal convertido al languidecer el segundo tiempo extra en Lisboa.
 
2. La mala forma de las “estrellas”: Diego Costa, máximo goleador del Atlético, forzó su recuperación de una lesión que lo alejó del último y decisivo partido de la Liga frente al Barcelona. Apenas una semana después, Simeone lo incluyó en el once inicial de la final de la Champions pero recayó al minuto 9. Tampoco estuvieron a tono Ronaldo y Benzema por los merengues.
 
3. Di María: EL MVP de la final. “El fideo” volvió a gritarle a la galaxia futbolística que es un jugador con galones de estrella. En Lisboa jugó entre líneas, desequilibró, tiró a portería y asistió. Sólo le faltó el gol para coronar un partido —y una temporada— en la que deslumbró.
 
4. Defensa y desgaste: Los defensas del Real Madrid se vieron acosados por la presión del equipo colchonero. Sin embargo, fueron pocos los tiros a puerta que recibió la portería de Iker Casillas quien en las menguadas ocasiones que intervino lo hizo de forma, cuando menos, opaca. La intensidad del juego del Atlético durante los 90 minutos reglamentarios le costó caro cuando el Madrid se volcó completamente al ataque. Ya en la prórroga, las piernas no les dieron más combustible y se vieron sobrepasados por la maquinaria blanca, en especial en los goles de Bale (tras una joya de Di María) y de Marcelo.
 
5. Mentalidad ganadora: O mejor dicho, “el espíritu de Juanito”, esa garra imbatible de los blancos y que sacan a relucir en los momentos de más apremio, como lo hiciera el mítico 7 del Madrid  de 1977 a 1987. De la épica se aferró Sergio Ramos para alcanzar el gol del empate en el descuento y, a la larga, el triunfo.
 
6. La apuesta colchonera a los penaltis: Expertos en el juego a balón parado y en la presión en toda la cancha, los de Simeone buscaron mantener el empate en la prórroga a expensas del desgaste sufrido en las piernas de sus jugadores. La suerte no jugó a su favor y los blancos anotaron en tres ocasiones para librar de responsabilidades a Casillas y a Curtois.
 
7. Experiencia en finales: El Madrid es un equipo de finales, en especial de la Champions League, en la que habían ganado 9 de las 12 que jugaron hasta el día de hoy. Liderados por su ambición y el trabajo técnico de Ancelotti, demostraron que este —en especial— es su torneo.  
 
8. El trabajo italiano: Ancelotti exhibió un gran conocimiento técnico y táctico al mando de un gran equipo. Exitoso en la Champions con el AC Milan (con el que ganó las ediciones de 2002-2003 y 2006-2007), supo rearmar al Madrid al estar abajo en el marcador, cambiando de un esquema más balanceado (con Coentrao, Khedira y Benzema) a uno más ofensivo (con Marcelo, Isco y Morata).
 
9. La obsesión por la décima: Para el Atlético, era una gran oportunidad. Para el Madrid, incluso más que un deber, una obsesión en toda la regla lograr la décima copa de Europa. Ha sido el objetivo del presidente blanco, Florentino Pérez, así como de sus máximas estrellas, quienes tenían la obligación de ganarla para mantener el estatus del “Mejor equipo de la historia”.
 
10. Nómina galáctica: Con una plantilla llena de estrellas que cobran en conjunto más de 250 millones de euros, frente a una no menos talentosa pero sí más discreta que factura unos 75 millones, el Madrid está en mejor posición de alardear de alcanzar la Copa de la Liga de Campeones. En este caso, la presunción económica se hizo realidad.