• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El chamo de acero

Otero espera mantener su ritmo en el campeonato chileno | Foto Cortesía Huachipato

Otero espera mantener su ritmo en el campeonato chileno | Foto Cortesía Huachipato

Rómulo Otero está en su mejor momento. En Chile es estrella de Huachipato en el inicio de la campaña, y se ilusiona con hacer que la Vinotinto retome su mejor nivel

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Compañía de Acero del Pacífico es una de las acererías más importantes de Chile. Ubicada en Talcahuano, es uno de los motores principales de la pequeña localidad vecina de la ciudad de Concepción, donde además de producirse el metal necesario para el trabajo de los astilleros que hacen los barcos que zarpan del puerto, también se juega fútbol.

La compañía, de hecho, es la dueña de Huachipato, el club de balompié de la ciudad que hoy se rinde a los pies de Rómulo Otero. El cumanés pasó de ser un chico poco reconocido cuando llegó a suelo austral procedente de Caracas, a parar el tráfico de la localidad portuaria.

“Cuando salgo a comer con mi novia siempre hay quien me saluda desde algún carro, me paran para sacarme una foto, es algo muy bonito recibir el cariño de la gente”, contó Otero desde Chile, donde el domingo logró su cuarto gol de la campaña con el cuadro acerero en cuatro fechas disputadas, amén de su tercera asistencia del torneo.

“Vivo un gran momento, y esto me tiene muy contento”, argumentó el sucrense, ex jugador del Caracas, quien ha sido designado dentro del once ideal de cada una de las cuatro primeras jornadas del torneo austral. “Al equipo le va muy bien, y es lo que más me agrada. Yo al final hago esto para que el colectivo avance, y espero que todo siga así, y que pueda seguir consiguiendo cosas importantes acá”, destacó.

Otero tuvo severas dificultades en 2015 para recuperarse de una lesión en su tobillo izquierdo. Desde la llegada de Miguel Ponce a la dirección técnica del club, el venezolano sintió un cambio en su trabajo físico que lo ayudó a mejorar.

“Me siento muy bien físicamente. Estoy fuerte, y se nota en la cancha”, explicó. “El nuevo cuerpo técnico del equipo me ayudó mucho. Hemos trabajado mucho la resistencia física, la explosividad, y hasta ahora todo se está notando en la cancha”, resaltó el volante, al que Ponce además le dio la responsabilidad de manejar el ataque del cuadro negriazul.

“No me presiono por eso”, confesó entre risas. “Es algo que me llenó de orgullo, porque sin conocerme bien, ya el técnico me estaba dando responsabilidades, y eso me motivó mucho. Debía asumir este reto, que  se sintió muy bien, por lo que ahora sólo quiero seguir dando resultados”, apuntó.

Pronta solución. Otero aseguró que confía en que la selección nacional pueda salir del bache de resultados en el que se encuentra, durante la próxima doble fecha de eliminatorias. “Podemos remontar la cuesta. Vienen dos partidos difíciles, pero ya hemos vencido a Perú y a Chile”, dijo.

“Ya estamos para ganar, para decirle a la gente que estamos presentes, para que puedan creer en nosotros y generar confianza. Ojalá pueda estar citado en esa doble fecha. Tenemos Vinotinto para mucho tiempo”, añadió.

De estar entre los llamados, el cumanés puede jugar contra dos rivales especiales. “Mi familia me recuerda mucho ese debut contra Perú, porque contra ellos anoté mi primer gol en eliminatorias. Y si me toca estar contra Chile será especial. Acá la gente me pide en la calle que no le haga goles a su selección, y me río mucho”, dijo.

“Es el campeón de América, y es un rival importante, con el que hay que tener cuidado”, remató el venezolano, a quien ahora, por su fortaleza, habilidad y por jugar en el club de la acerería, lo conocen en Chile como el chamo de acero.

El Dato
Huachipato le trasladó a Caracas su interés en comprar el contrato de Rómulo Otero, quien se encuentra cedido. El acuerdo ataría al cumanés al club chileno por los próximos cuatro años.