• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Ronald Belisario: “Si quieres pegarle a alguien no le pegues a un lanzador”

Ronald Belisario | Reuters

Ronald Belisario | Reuters

Un pelotazo a Miguel Montero fue parte de una polémica entre los Dodgers y Cascabeles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los Dodgers de Los Ángeles se lo tomaron de manera personal cuando Ian Kennedy, de los Cascabeles de Arizona, golpeó el martes a su novato estrella Yasiel Puig en la cara con la pelota. Luego se enfurecieron de verdad cuando Kennedy le dio otro pelotazo a su abridor Zack Greinke.

Los puñetazos reemplazaron a los lanzamientos en ese momento y comenzó una acalorada gresca en la que participaron jugadores y entrenadores, que derivó en seis expulsiones antes de que los Dodgers remontaran y vencieran 5-3 a los desérticos.

Kennedy, el manager de los Cascabeles -Kirk Gibson- y el entrenador Turner Ward, junto con Puig, el relevista venezolano Ronald Belisario y el entrenador de bateo de los Dodgers Mark McGwire fueron expulsados en la séptima entrada luego de la prolongada pelea cerca de la barandilla que separa el campo de las gradas.

“Éramos cuatro de nosotros y unos, ¿qué?, ¿60 de ellos?”, comentó el umpire Brian Gorman a un reportero después del partido.

En la parte  alta de la séptima, Greinke le pegó al catcher venezolano Miguel Montero, en la espalda -inmediatamente el umpire hizo una advertencia-.

“Le pegan a Puig, le pegan a Montero, debió terminar ahí”, dijo el manager de los Dodgers, Don Mattingly.

El golpe de Greinke a Montero fue en desquite por el golpe de Kennedy a Puig en la parte baja de la sexta. La pelota rebotó en el hombro de Puig y le dio en la nariz.

“Si no puedes lanzar pegado al bateador sin darle en la cabeza, no deberías lanzar pegado”, dijo Mattingly.

Kennedy dijo que sólo estaba tratando de lanzar pegado a Puig, quien llegó al partido con promedio de bateo de .500. “No quería pegarle a un sujeto con dos strikes y ponerlo en la base”, dijo.


Desenlace. Kennedy golpeó luego a Greinke en el hombro izquierdo -la pelota rebotó después en el casco- con un out en la cuenta en la séptima entrada y el encuentro empatado a dos. Es el 41er bateador que Kennedy golpea desde el inicio de 2010.

Kennedy fue expulsado de inmediato y caminó con calma hacia la caseta de los Cascabeles, pero los demás jugadores entraron en el diamante.

Belisario comenzó a lanzar puñetazos y Puig corrió hacia la pelotera gritando. “Estaba fuera de mí, simplemente tratando de proteger a mis compañeros”, dijo el relevista venezolano. “Si quieres pegarle a alguien, no le pegues a un lanzador. No le pegues a nadie en la cabeza. Eso está mal”.

El árbitro de tercera base Larry Vanover dijo que Puig y McGwire fueron expulsados por “instigar”, mientras que Belisario fue descrito como “fuera de control”.

“Sé que están enojados. Creyeron que le pegamos a Puig, pero la verdad no lo hicimos”, dijo Gibson. “El chico le pega a todo lo que le lanzas. Pero la pelota se le escapó a Ian y se fue pegada. Es así de simple. Yo no ordené nada. No es lo que quería que Ian hiciera”.

Montero, todavía con su equipo de catcher, terminó en el piso junto a Ward.

“Se puso bastante feo”, dijo Montero. “Llegaron de no sé dónde, lanzando golpes. Cuando todos estaban tratando de calmarse, siguieron llegando y lanzando golpes. Eran unos 25 contra 72, porque todos los de la lista de inhabilitados estaban ahí también. Creo que ya se sentían bien de los brazos porque estaban lanzando buenos golpes”.


Canó y Wright comandan derby

David Wright y Robinson Canó van a redondear el sabor neoyorquino del derby de jonrones.

Wright, antesalista de los Mets de Nueva York, anfitriones del Juego de Estrellas de este año, fue nombrado capitán del equipo de la Liga Nacional a la competencia jonronera. El dominicano Canó, intermedista de los rivales Yanquis, va a capitanear el equipo de la Americana.

La competencia se va a celebrar el 15 de junio en el Citi Field, como parte de las festividades del fin de semana del Juego de Estrellas. Canó ganó el Derby en el 2011 y Wright fue segundo en el 2006.