• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

47 cargos y un máximo de 20 años en prisión enfrentan los acusados

Loretta Lynch, Fiscal General de Estados Unidos, dio detalles del caso | EFE

Loretta Lynch, Fiscal General de Estados Unidos, dio detalles del caso | EFE

La Fiscalía estadounidense advirtió que la averiguación apenas comienza y que habrá más implicados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta 20 años de cárcel enfrentan los involucrados en la investigación por corrupción que Estados Unidos abrió contra 14 personas relacionadas con el fútbol. En el informe de la acusación enumeran 47 cargos.

Nueve miembros de la FIFA y cinco ejecutivos de marketing deportivo están bajo la mira de la Fiscalía General de EE UU, que deberá solicitar la extradición de los detenidos en Suiza en un plazo de 40 días.

La acusación, revelada ayer por un tribunal federal en Brooklyn, Nueva York, detalla supuestos hechos fraudulentos cometidos desde hace 24 años. Entre los cargos están asociación mafiosa, fraude masivo, blanqueo de dinero, extorsión, soborno y delitos electrónicos.

Según el Departamento de Justicia, la trama tiene relación con la elección de Suráfrica como sede del Mundial 2010 y la designación del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en 2011.

“Utilizaron sus posiciones de confianza para solicitar sobornos a cambio de los derechos comerciales, y lo hicieron una y otra vez, año tras año, torneo tras torneo”, detalló la Fiscal General de Estados Unidos, Loretta Lynch.

“La Copa América 2016 fue usada como vehículo en una conspiración más amplia para llenar los bolsillos de los directivos con sobornos por 150 millones de dólares”, agregó Lynch. “Estos individuos y organizaciones incurrieron en sobornos para decidir quién televisaría los partidos, dónde tendrían lugar y quién controlaría la organización que supervisa el fútbol en el mundo”.

Lynch precisó que los acusados planearon parte de las actividades delictivas en reuniones realizadas en territorio estadounidense y que usaron el sistema bancario de ese país para distribuir los sobornos.