• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El búnker de la Vinotinto tuvo un ídolo venezolano

Giancarlo Maldonado jugó en el O'Higgins entre 2006 y 2007 | FOTO: El Mercurio / Chile

Giancarlo Maldonado jugó en el O'Higgins entre 2006 y 2007 | FOTO: El Mercurio / Chile

Giancarlo Maldonado, uno de los máximos goleadores del fútbol nacional, fue la estrella del O’Higgins 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La selección venezolana de fútbol se instaló ayer en el Monasterio de O´Higgins, sede del equipo de la ciudad de Rancagua, que será su base durante la Copa América 2015.

Los 23 jugadores de la Vinotinto tendrán a su disposición 15 hectáreas de terreno, en las que hay siete canchas profesionales de pasto natural y otra de césped artificial, además de un gimnasio, vestuarios, sauna y tinas de crioterapia, salas técnicas, médicas y de conferencias.  El hotel de concentración es para 35 deportistas y cuenta con un casino.

El Monasterio Celeste, como es apodado por los colores del equipo O’Higgins, fue inaugurado en mayo de 2004, varios años después que la hinchada de ese club vitoreara el nombre de un jugador venezolano: Giancarlo Maldonado.

Maldonado, quien participó en dos ediciones de la Copa América, fue parte del O’Higgins entre 2006 y 2007.

En sus primeros seis meses anotó 11 goles y llevó al O’Higgins a las semifinales. Incluso estuvo a punto de llevarlos a la final, al anotar un doblete en el juego de vuelta, donde quedaron a un gol de voltear la serie contra Audax Italiano.

Maldonado completó su faena con el equipo celeste en el Torneo Apertura 2007, en el que hizo 8 dianas, que no fueron suficientes para que avanzaran de ronda, pero abonaron el camino para que ese año fuera el ganador de la Bota de Oro de América.

Ese legado de 19 goles que dejó Maldonado puso en alto el nombre del fútbol nacional en Chile. En 2012, nuevamente el O’Higgins confió en jugador venezolano. El turno fue para Richard Blanco, que se lució con 9 goles en liga y alcanzó una hazaña inédita para Venezuela: fue el primero en anotar dos goles en un partido de un torneo internacional con un club extranjero.