• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lo bueno, lo malo, lo bonito y lo feo de Brasil 2014

El árbitro muestra tarjeta roja a Claudio Marchisio (c), durante el partido Italia-Uruguay, del Grupo D del Mundial de Fútbol Brasil 2014, disputado en el Estadio das Dunas de Natal, Brasil | Foto EFE

El árbitro muestra tarjeta roja a Claudio Marchisio (c), durante el partido Italia-Uruguay, del Grupo D del Mundial de Fútbol Brasil 2014, disputado en el Estadio das Dunas de Natal, Brasil | Foto EFE

Tres experimentados técnicos venezolanos dieron comentaron lo que más les ha llamado la atención de la máxima cita del fútbol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La primera ronda de la Copa del Mundo dejó varias postales para el recuerdo. La gran cantidad de goles anotados, algunas jugadas polémicas, un arbitraje dudoso, la insurgencia de las naciones de Concacaf, el golpe a la mesa de los países de Conmebol, las decepciones de las naciones de UEFA, el calor en las canchas y los partidos de ritmo vertiginoso; forman parte de un cóctel capaz de superar a la mejor Caipirinha brasileña.

Un torneo sublime que deja hasta ahora, muchas cosas para analizar. Carlos Maldonado, Richard Páez y Manuel Plasencia, desmenuzaron con cuidado y detenimiento las cosas buenas, las malas, las lindas y las feas que dejó el primer tramo de Brasil 2014. Así lo ven los expertos.



Carlos Maldonado
Lo bueno: La vocación ofensiva de los equipos en el Mundial. Es impresionante el promedio de goles, es altísimo en comparación con los últimos campeonatos, eso le ha dado mucho brillo al torneo, lo ha convertido en un campeonato muy vistoso. Además, los equipos se defienden con el balón en los pies, no existen casi equipos que jueguen a defenderse encerrados en su área, por lo que no hay jugadores arrinconándose y abundan los espacios para jugar, por lo que puedo decir que el torneo comenzó muy bien.

Lo malo: Tantas lesiones de los jugadores importantes. Da dolor ver a tantas estrellas tan mermadas, jugando tocados, y tantos problemas físicos, que le quitan brillo al espectáculo. Queda claro que para Josep Blatter y para FIFA, los jugadores no importan; para ellos lo que vale es el negocio, y nada más. Es una pena.

Lo bonito: Colombia. Me ha parecido de lo más espectacular que ha entregado el torneo. Y James Rodríguez, particularmente. Con su talento y su capacidad futbolística, este es un muchacho que está por encima de cualquier equipo. Es impresionante su nivel.

Lo feo: El horario del mediodía para los partidos. Jugar a la 1:00 pm en la costa de Brasil, liquida a los jugadores. Los desgasta. Uno lo nota en partidos como el Italia-Uruguay. En el minuto 90, los italianos trataban de hacer llegar la pelota al área y no podían. Jugar en zonas de tanto calor y con esas temperaturas y humedad tan altas, es algo realmente inhumano. Es un horario que mata el fútbol.



Richard Páez
Lo bueno: El protagonismo latinoamericano del campeonato. Los equipos de este lado del mundo están demostrando que aquí se juega bien, con fútbol lleno de asociaciones y de manejo vertical, que enamora. Está además demostrado con cinco equipos de Conmebol y tres de Concacaf, el poderío y la irreverencia de los equipos de esta parte del mundo. Me gusta también que casi todos los equipos han salido al ataque, a buscar el partido y a no encerrarse atrás, algo que beneficia mucho el espectáculo, porque se ven duelos muy abiertos.

Lo malo: Que haya habido equipos, que se suponía serían los protagonistas de la historia, y que al final no han figurado y se devuelven temprano a casa. España, Italia, Inglaterra. No demostraron un nivel acorde con la exigencia de un torneo de esta magnitud, y con la expectativa que generaban.  Claro, una cosa mala, genera una buena, y es que esto les abrió la puerta a varios equipos de este continente.

Lo bonito: Costa Rica. Es una sorpresa agradable y refrescante. Siendo el patito feo de un grupo con tres campeones del Mundo, logró el primer lugar de su llave. Es realmente hermoso lo que han logrado.

Lo feo: Los malos arbitrajes. Este torneo ha tenido varias actuaciones dudosas. Lo de Suarez, por ejemplo, es inadmisible. Son cosas de un fútbol antiguo, de maña y de oficio, de otra época, y que justamente ahora que tenemos tanta tecnología, esas cosas feas quedan en evidencia.



Manuel Plasencia
Lo bueno: La revolución de los equipos chicos. Lo de Costa Rica es fantástico, igualmente lo de Uruguay, lo de México, y otros tantos más. Da gusto ver, por ejemplo, el resurgir de una selección como Francia, que no contaba para mucha gente y que está realizando un gran campeonato. Son cosas que gustan y que seguirán gustando en un torneo que dará más sorpresas agradables.

Lo malo: Se han ido tres campeones del Mundo. Aunque sus respectivos países deben estar orgullosos, sobre todo España, que tenía una gran generación de jugadores, lo mismo que Italia y que Inglaterra, siempre es una lástima ver que los grandes equipos se vayan tan pronto del Mundial.

Lo bonito: El juego individual que proporcionan Arjen Robben, Lionel Messi y Neymar. La belleza de lo que hacen, y la inteligencia con la que lo hacen además, es digna de admiración. Además, me parece muy lindo que no haya habido violencia fuera de las canchas, y que hasta ahora la fiesta se haya llevado en paz.

Lo feo: Las lesiones de varios de los jugadores estelares antes y durante el torneo. Esto es, en parte, lo que provocó que varios de esos campeones Mundiales no estuvieran a la altura de la circunstancia. Le resta brillo a un campeonato que ha sido, en líneas generales, muy bueno.