• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Lo bueno y lo malo de la Vinotinto antes del premundial

El volante posó junto a Dani Hernández (izq.) y Fernando Amorebieta (der.) en el hotel de concentración |  Foto: Twitter de Jeffren Suárez

El volante posó junto a Dani Hernández (izq.) y Fernando Amorebieta (der.) en el hotel de concentración | Foto: Twitter de Jeffren Suárez

Los amistosos en Puerto Ordaz dejaron varias conclusiones interesantes tanto en lo positivo como en lo negativo para Noel Sanvicente y su tropa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El rostro de Noel Sanvicente después de los partidos contra Honduras y Panamá, denotaba cansancio y preocupación. Tiene motivos. Trabajó intensamente durante 12 días entre Margarita y Puerto Ordaz, y sus dirigidos apenas pudieron lograr un empate in extremis contra el conjunto del canal.

El análisis del DT y sus dirigidos fue profundo y autocrítico. Dejó para todos los gustos.

Lo bueno

Jeffren Suárez: Se integró bien al grupo, trabajó a la par que sus compañeros, quienes tenían ritmo de competencia, e incluso jugó 30 buenos minutos contra Panamá. No puedo estar conforme cuando no se nos dio el resultado en mí debut, pero me alegra haber jugado por Venezuela², destacó.

Juan Falcón: El estratega lo utilizó en un cambio polémico por Christian Santos (por las formas, más no en el fondo táctico), y el llanero respondió al llamado. ³Falcón dijo presente y se puede contar con él. Desde que entró le hizo daño a Panamá. Lo conozco bien, tuvo sus ocasiones. Eso da un buen mensaje², dijo Chita.

El equipo generó ocasiones: El volumen ofensivo de Venezuela tuvo picos importantes. Contra Honduras en el primer tiempo, y en casi todo el partido contra Panamá, la selección mostró argumentos que comienzan a calar.

Estamos generando ocasiones, pero nos cuesta meterla. Estamos tranquilos porque creamos juego², consideró Tomás Rincón.

Alexander González: Su incursión como mediocampista fue importante para Venezuela. Tuvo una ocasión clara de gol que no pudo concretar.

Tomás Rincón: Sigue siendo el bastión principal de la selección, que hoy más que nunca necesita de él como capitán y en la mitad de la cancha. ³Hago lo que se me pide en Genoa, Noel quiere que uno tenga más llegada, que pise el área, y que ayude a presionar², contó.

Luis Manuel Seijas: Su gran momento futbolístico lo convirtió en el complemento ideal de Rincón. ³Me siento cómodo ahí, y el trabajo junto a Gerardo Peluso en Colombia me llenó de confianza para jugar en esa zona², destacó.

Experiencia nueva: Jugar a las 4:30pm en Puerto Ordaz era algo que deseaba probar el cuerpo técnico de la selección nacional para ver la respuesta de los jugadores. El resultado deportivo no fue bueno, pero, dejó enseñanzas.

Los muchachos ya incorporaron la sensación a su cerebro, y ya saben a qué atenerse en la eliminatoria², comentó Rodolfo Paladini, preparador físico de la selección

Lo malo

La sequía goleadora: Venezuela anotó solo una vez en 180 minutos, habiendo producido varias ocasiones de gol. ³Nos está costando meter la pelota², manifestó Sanvicente. ³Esto me preocupa mucho, porque en el nivel internacional necesitas ser contundente si quieres ganar², destacó. ³Fue un alivio que entrara ese gol, porque las cosas no nos estaban saliendo bien², argumentó Salomón Rondón.

El flojo momento de los centrales: Oswaldo Vizcarrondo y Andrés Túñez lucieron lentos en los retrocesos, e imprecisos a la hora de algunas marcas.

Estoy viviendo una situación difícil en mi club, pero vengo a entregarme a fondo. Espero que de aquí a un mes haya podido solventar mis problemas con la falta de regularidad², soltó Vizcarrondo.

La falta de intensidad en el juego: La selección jugó con un pico bajo de intensidad. Puede que fuera por el cansancio que provoca jugar a las 4:30pm en Cachamay, o porque el equipo se revoluciona cuando llega la competencia oficial, pero lo cierto es que faltó esa chispa extra de entrega. Además, se dosificó mal contra Honduras, que agarró cansada a Venezuela en el complemento.

El retiro de Juan Arango: La forma, sin un homenaje ni previo aviso, y el fondo, a solo un mes de la eliminatoria; dejan a la selección con una sensación de orfandad desagradable en cuanto a su liderazgo se refiere. El haberse quedado en el banquillo dos veces seguidas, fue el aviso para Arango de que su rol sería distinto.  ³He perdido la motivación para estar en la selección², comentó el maracayero.

La salida de Christian Santos: El guayanés no lució atinado en los entrenamientos abiertos a la prensa, y por eso extrañó su titularidad contra Panamá. Fue ³sacrificado² a los 30 minutos de ese partido, en una acción que pudo ser vista como una afrenta hacia el jugador. ³Christian no es un jugador de choque y la cancha con la lluvia no lo ayudó. Lamentablemente, le tocó salir antes de lo esperado², dijo el DT.

Lo feo

El poco apoyo que recibió Venezuela, tanto en lo logístico como en la tribuna; así como el mal estado del césped del CTE Cachamay, ponen en tela de juicio a una sede que hasta hace dos meses parecía indiscutible.