• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Crisis económica, un tapón para el ascenso del baloncesto venezolano

La Vinotinto ganó el FIBA Américas 2015 celebrado en México | EFE

La Vinotinto ganó el FIBA Américas 2015 celebrado en México | EFE

La falta de divisas en el país ha perjudicado los compromisos que mantienen los equipos nacionales con sus integrantes, una situación que mantuvo en suspenso hasta la participación de la selección vinotinto en los Juegos Olímpicos Río 2016. Mientras las organizaciones reclaman apoyo financiero, el Ministerio de Deporte adquiere nuevos compromisos internacionales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La crisis económica en Venezuela golpea hasta el baloncesto, el deporte que ha regalado las más grandes satisfacciones nacionales de los últimos años. La disciplina en la que el país se ha alzado como una potencia mundial ha tenido que lidiar con la marcación hombre a hombre del control cambiario impuesto por el gobierno nacional. La falta de divisas en el país mantiene en incertidumbre la participación de todos los equipos venezolanos en torneos locales e internacionales.

Las primeras alarmas las activó el vicepresidente de Toros de Aragua, Carlos Muñoz, quien informó en febrero de este año que los equipos de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) aún esperaban los dólares que les había asignado el Estado en 2015. “En Venezuela tenemos años con un sistema cambiario, nosotros ganamos en bolívares pero necesitamos comprar los dólares al Cencoex para pagar los contratos de importados y entrenadores”, explicó aquella vez en una rueda de prensa.

El representante del equipo aragüeño advirtió en su momento que el incumplimiento por parte del gobierno nacional podría derivar en deudas inéditas en los 40 años de su organización deportiva: “Podríamos tener problemas legales con agentes, proveedores en cualquier momento, porque no hemos podido cancelar los compromisos que adquirimos en 2015”. La LPB solo había recibido un tercio del monto correspondiente a la campaña anterior.

Otro equipo afectado por la deuda fue Gigantes de Guayana. Así lo reconoció su presidente, Freddy Díaz. “La gente no está asistiendo a los gimnasios y anunciantes no hay”, informó sobre la necesidad que tienen de contar con las divisas para equilibrar su balanza de pagos.

Ni los éxitos deportivos han podido opacar la crisis económica de las escuadras venezolanas. El actual campeón de la Liga de las Américas, Guaros de Lara, también ha registrado menos ingresos. Las jugadas de los campeones Luis Bethelmy, Néstor Colmenares, Windi Graterol y Damien Wilkins no han sido suficientes para llevar a los fanáticos al estadio. “En los tres días de la competencia internacional, que coincidió con las fechas de Carnaval, logramos que alrededor de 18.000 fanáticos visitaran el Domo Bolivariano de Barquisimeto, y en partidos de la liga local, un promedio de 6.500 personas por encuentro, el cual representa un número inferior a años anteriores”, indicó en febrero de este año el presidente del conjunto larense, Jorge Hernández.

El mandamás de los campeones de América hizo una solicitud al Ejecutivo Nacional por esas fechas: “Le hacemos un llamado al ministro (Mervin Maldonado) que nos cancelen las dos terceras partes que nos deben del año anterior, ya que nos hemos visto afectados por el retraso del pago”. Hasta ahora, la temporada actual va por el mismo camino. “Del 2016 ni siquiera hemos hablado”, apuntó Hernández.

Sin embargo, la esperanza se mantiene en el perímetro, eso dio a entender el gerente general de Cocodrilos de Caracas, Rostin González: “Nosotros confiamos en la buena voluntad del nuevo ministro para que nosotros podamos contar con ese dinero y seguir adelante”.

Prioridad vinotinto

A pesar de este difícil contexto económico, la Federación Venezolana de Baloncesto (FVB) aspira a mantener los estándares que llevaron a la selección mayor masculina a consagrarse campeona tanto del Suramericano Margarita 2014 como del FIBA Américas México 2015 y a conseguir la clasificación a los Juegos Olímpicos Río 2016.

"Nosotros tuvimos un gran acierto en el año 2015, que fue la conformación de dos equipos nacionales. Eso nos permitió ver un horizonte de alrededor de 33 atletas. Esto es algo sin precedentes en la historia del baloncesto nacional y evidentemente no podemos disminuir esa actividad que tuvimos el año pasado", acotó el director de selecciones nacionales de la FVB, Oswaldo Narváez, a principios de 2016.

En la preparación para el Preolímpico de México, el equipo dirigido por Néstor “Ché” García contó con un itinerario al nivel de cualquier potencia deportiva: jugó tres encuentros (contra México, Nueva Zelanda y China) en la Copa Stankovic de Shangai, se midió en el Torneo Cuatro Naciones (con participación de Uruguay, Argentina y Brasil) y culminó con un cuadrangular en España. De allí salió el equipo de 12 guerreros que hizo historia al clasificar por segunda vez a unos juegos olímpicos y al ganar el trofeo continental, algo inédito para Venezuela.

Un campeón en suspenso

La crisis económica que denunciaron los equipos venezolanos a principios de 2016 también tocó las puertas de los campeones de América: La Vinotinto de las alturas fue amenazada por la FIBA con no participar en Río 2016 debido a las deudas que mantenían algunas organizaciones del torneo local con sus jugadores extranjeros.

El culpable principal de la advertencia que anunció el director de FIBA para América, Alberto García, en un comunicado enviado en febrero de 2016 fue Gaiteros del Zulia. La franquicia occidental estaba suspendida por la FVB de cualquier torneo nacional desde mayo de 2015.

Las obligaciones financieras incumplidas por la directiva zuliana con el personal administrativo, entrenadores y jugadores tanto nacionales como internacionales le costaron una sanción de la que se recuperó en febrero de 2016, cuando el propietario del equipo, Paul Alirio Romero Carvallo, informó la cancelación total de la deuda: “Ya todo el pago exigido por FIBA fue realizado. Los jugadores McKiver, McCoy y Kvietek recibieron la deuda exigida. No estuvimos de acuerdo con la imposición, nos pareció una extorsión, pero por el bien del baloncesto venezolano cumplimos con lo requerido”.

Finalmente, las amenazas de la FVB, que puso como fecha tope de pago el 12 de febrero de este año, surtieron efecto en la dirigencia de Gaiteros y la selección nacional despejó sus dudas. “Gracias a las diligencias de nuestro equipo de trabajo hemos resuelto todas las obligaciones que reclamaba FIBA Américas”, dijo el presidente de la LPB, Bob Abreu, en un comunicado emitido por la organización que preside.

Compromiso ineludible

El presidente de la Asociación de Baloncesto Suramericano (Abasu), Gerasime Bosikis, anunció en febrero del presente año que Venezuela será la sede del Suramericano de Baloncesto 2016, un nuevo compromiso al que la FVB deberá hacer frente con o sin crisis económica.

La cita continental se realizará en el Domo Bolivariano de Barquisimeto, sede de Guaros de Lara. El torneo femenino se jugará entre el 25 y el 31 de mayo, mientras que el masculino será del 25 de junio al 2 de julio.

Un total de 10 equipos (9 en el caso femenino)  buscarán el título que conquistó en Margarita el vigente campeón, Venezuela. Las expectativas en la región son altas. "No tenemos un escenario similar a este en Suramérica, ni en mi país (Brasil) a pesar de las Olimpiadas (2016). Tenemos la certeza de que todas las selecciones se llevarán las mejores impresiones de este escenario venezolano. El Domo Bolivariano está modernísimo y lindo", expresó Bosikis.