• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El anuncio de prensa que cambió la vida de Víctor García

García espera establecerse definitivamente en junio con el primer equipo del Porto

García espera establecerse definitivamente en junio con el primer equipo del Porto

El lateral derecho del Porto se hizo profesional después de atender a una prueba en Real Esppor gracias a un aviso de periódico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un anuncio de periódico marcó la vida de Víctor García. El actual lateral derecho del Porto B jugaba fútbol en 2010 en los Valles del Tuy, sin imaginarse que desde que atendió a esa convocatoria colocada en la prensa hasta hoy, su valor se multiplicó 25 millones de veces.

“Por esos días jugaba en un equipo de Cúa, de donde nací. Mi entrenador y yo estábamos viendo un periódico, creo que era Líder, y ahí había un anuncio de prensa de Real Esppor, donde decían que estaban buscando talento joven”, comentó desde Portugal el joven de 21 años de edad, quien se alterna entre el primer y el segundo equipo del club más ganador del torneo lusitano.

“Yo le dije al entrenador que me llevara a Caracas para probar. Y bueno, fui, y quedé. Tenía apenas 15 años. En el segundo viaje tuvo que venir conmigo mi mamá y ahí le explicaron que iba a las categorías menores del equipo. Estaba emocionado, iba a hacer realidad un sueño”, dijo.  

Lo que nunca se imaginó García es que sus condiciones llenarían la pupila del flamante nuevo técnico del Esppor en aquellos días, Noel Sanvicente. “Era un chamito flaquito. Pesaría 50 kilos, mojado”, bromeó el actual seleccionador nacional en alguna ocasión hablando sobre el mirandino.

“Pero tenía unas condiciones envidiables. Desde que lo vi, sabía que iba a jugar en primera. Víctor era extremo, muy rápido, desbordaba muy bien, pero yo tenía a Chourio en el equipo, que ya jugaba esa posición. Lo ayudé a convertirse en lateral, enseñándole a defender”, agregó el DT.

Sanvicente le dio la oportunidad a García de debutar en primera división con sólo 16 años de edad. Su ascenso fue tan vertiginoso, que ya para 2011 García había logrado su llamado a la selección absoluta para jugar en Quito contra Ecuador, en el primer partido de la eliminatoria a Brasil 2014. No debutó, pero le quedó la experiencia.

“Es algo que deseo volver a vivir. Estar con la Vinotinto es el sueño de cualquier futbolista venezolano. Pero voy con calma. No puedo apresurarme”, apuntó. Su trabajo viene desarrollándose, ciertamente, con mucha calma.

 

Viaje. En 2013, con 19 años de edad, García partió junto a su ex compañero de equipo Luis Morgillo a Portugal. Iban a probarse en el Porto. Estuvieron juntos seis meses, pero el central se regresó a Venezuela y al mirandino decidieron extenderle un contrato para ir al equipo filial.

Después de eso, vino el duro trabajo de convencer al club que valió la pena el esfuerzo. “Han sido tres años de mucho sacrificio y trabajo. El momento más alegre fue cuando debuté en el equipo A, en un partido de la Taca da Liga (Copa de la Liga). Después de eso he jugado tres más. Es cuestión de ser paciente”, contó.

 “Acá en Portugal la vida es tranquila”, comentó entre risas. “A pesar de que soy un chamo, no invento mucho. Estoy casado y tengo una bebé, por lo que soy más bien casero. Me gusta en mis ratos libres ver películas, y si hay dos o tres días libres, ir en tren a conocer algunos sitios en Europa”, aseguró.  

Un premio a su sacrificio fue el espaldarazo que le dio el club hace un mes, al renovarle el contrato por tres años más, con una clausula de rescisión de 25 millones de euros. “Hasta a mí me sorprendió”, destacó García entre risas. 

“Es fruto de ese esfuerzo que ellos ven que uno viene haciendo. Ahora mi deseo es llevar esto al siguiente nivel. En junio espero estar establecido ya en el primer equipo, poder jugar competiciones internacionales, ¿y porqué no? Ojalá pueda volver pronto a la Vinotinto. Es lo que más deseo”, precisó.

El tesón y la paciencia de García van dejándole frutos. Su idea de ir abonando el terreno con paciencia, centros precisos al área y buena defensa, va rindiendo sus frutos. Al menos, ahora vale mucho más que cuando leía el periódico antes de entrenarse.


Entre ídolos

Una de las experiencias más gratificantes del paso de García por Porto fue la llegada de Iker Casillas al club blanquiazul. “La ciudad se paralizó. Fue una locura. Iker es una figura de renombre mundial, y que viniera aquí era algo realmente importante”, aseguró.

“He alternado poco con él. Pero es muy buena gente”, comentó el mirandino. “Hemos conversado poco, pero siempre da buenos consejos y ayuda mucho a sus defensores. Tanto él como Maxi Pereira (uruguayo, actual titular del lateral derecho del Porto), son figuras a las que uno admiraba y veía en la TV. No me creo que hoy pueda jugar con ellos. Es un privilegio”, precisó.