• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

A 20 años de la deserción de Liván Hernández

Hernández con el uniforme de los Mets | AP Archivo

Hernández con el uniforme de los Mets | AP Archivo

El lanzador cubano abandonó a la selección de su país en 1995 cuando estaban en Monterrey

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios de Grandes Ligas, junto con varias estrellas del deporte, encabezan una delegación del beisbol estadounidense en una visita a Cuba que empezó el lunes y termina el jueves.

El grupo incluye a los peloteros cubanos Yasiel Puig, José Abreu, Alexei Ramírez y Brayan Peña, además del venezolano Miguel Cabrera, el dominicano Nelson Cruz y los estadounidenses Clayton Kershaw y Jon Jay.

La gira incluye dos clínicas de beisbol con jóvenes cubanos, además de eventos de caridad.

A continuación un vistazo a la relación del beisbol estadounidense con Cuba:

Los comienzos. El beisbol llegó a Cuba en 1864, importado por estudiantes cubanos que regresaban a su país de Estados Unidos. Siete años después, Esteban ``Steve'' Bellán se convirtió en el primer jugador latinoamericano en el beisbol estadounidense, al debutar con los Troy Haymakers de la Asociación Nacional. El primer partido oficial de beisbol en Cuba, entre Habana y Almendares, se jugó el 29 de diciembre de 1878, y Bellán fue el manager del equipo de la Habana que ganó por 21-20. En 1937, los Gigantes de Nueva York realizaron su pretemporada, y los Dodgers de Brooklyn realizaron su pretemporada allí en 1941, 1942 y 1947. Ese último año, contaron con Jackie Robinson, quien luego ese año rompió la barrera racial en las mayores.

Década de los 50.  Los Havana Suger Kings, un equipo de Triple-A de los Rojos de Cincinnati, jugó en las ligas menores estadounidenses entre 1954-60. El 21 de marzo de 1959, menos de tres meses después del triunfo de la revolución de Fidel Castro, los Dodgers de Los Angeles y Rojos jugaron el que sería el último partido entre equipos de Grandes Ligas en Cuba en las próximas cuatro décadas. Castro prohibió el deporte profesional en la isla el 14 de enero de 1962.

Los desertores. En septiembre de 1995, el pitcher Liván Hernández abandonó a la selección cubana durante una concentración en Monterrey, México, en una de las primeras de varias deserciones de jugadores de primer nivel que luego firmaron contratos multimillonarios en las mayores. Más de 50 peloteros cubanos le siguieron los pasos, y muchos firmaron enormes contratos. Abreu fichó por seis años y 68 millones con los Medias Blancas de Chicago, Yasmany Tomás por seis años y 68,5 millones con los Diamondbacks de Arizona, y Rusney Castillo por siete años y 72,5 millones con los Medias Rojas de Boston. Los jugadores que salen de Cuba usualmente buscan establecer su residencia fuera de Estados Unidos y Canadá, para ser agentes libres y no tener que entrar al draft en el que tendrían ingresos menores.

Una esperanza. El 28 de marzo y el 3 de mayo de 1999, los Orioles de Baltimore y la selección cubana jugaron una serie de dos partidos en La Habana y Baltimore. El primer partido en el Estadio Latinoamericano de La Habana fue el primero de un equipo de las mayores en Cuba en 40 años. En las gradas estuvo Castro, y Baltimore ganó 3-2 en 11 innings. Cuba ganó el segundo encuentro por 12-6 en Camden Yards. El abridor cubano ese día fue José Contreras, quien luego tuvo una larga carrera en las mayores.

Éxitos. El pitcher de los Marlins, José Fernández, fue elegido Novato del Año de la Liga Nacional en 2013, el primer cubano que consiguió ese galardón desde José Canseco en 1986. Abreu ganó el premio al Novato del Año de la Americana en 2014.

¿Qué es lo próximo? Grandes Ligas espera realizar en Cuba una serie de dos partidos de pretemporada en marzo, en la que jugarían los Rays de Tampa Bay. En el futuro, es posible que Grandes Ligas intente jugar algunos partidos de temporada regular en la isla, si hay acuerdos económicos viables y el estadio es remodelado.