• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El alumno empató al maestro

Shepperd en sus tiempos de jugador activo | Archivo El Nacional

Shepperd en sus tiempos de jugador activo | Archivo El Nacional

Sam Sheppard y Víctor David Díaz hablan del récord mutuo. El alero de Gaiteros igualó la marca del ex jugador al disputar un encuentro con 45 años de edad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuenta Sam Shepperd que el único jugador que le ganó lanzando triples en las prácticas de Venezuela fue Víctor David Díaz. “Yo ganaba la mayoría pero él me llegó a ganar. De resto, nadie lo pudo hacer”, recuerda por teléfono el ex jugador desde Estados Unidos.

Muy temprano, cuando la mayoría prefería descansar, ya Sam y Víctor caminaban hacia el gimnasio de turno para afinar sus disparos. En las tardes, cuando el cansancio se apoderaba de muchos después de los entrenamientos, este par aún tenía fuerzas para lanzar unos cuantos balones.

¿La recompensa para estos dos? El récord de ser los jugadores más longevos en actuar en la LPB con 45 años, marca que empató Díaz el martes pasado al disputar un encuentro luego del 4 de febrero, el día de su cumpleaños.

“¿Ya tiene 45 años?”, preguntó Shepperd, sorprendido. “No, no. Yo a esa edad tenía más condiciones que él. Mentira, es para echarle broma a mi amigo”.

Díaz reconoce la influencia de Shepperd en su desempeño como atleta. De él se instruyó en el Preolímpico de Portland, cuando disputó su primer torneo internacional con la selección en 1992.

“Trabajamos muchos años juntos, mejorando cada día. Es alguien cercano. La competitividad es una de las cosas que más rescato de él. Competía en las cosas mínimas y eso lo llevaba a la cancha. Él no creía en nombres ni en números y yo aprendí de eso”, conmemora Díaz.

“Si él cree que yo formé parte de sus triunfos entonces estoy agradecido”, confesó Shepperd, que aprovechó y le mandó un mensaje: “Escuchaste, trabajaste para triunfar y estoy muy orgulloso de ti”.

El valor de la perseverancia y el trabajo es algo que une a estos dos atletas venezolanos, aunque en la cancha tengan diferencias en el juego, advierte Shepperd.

“Él sabía que no tenía el físico para ser piloto. No manejaba el balón como yo podía hacerlo. Pero hermano, su disparo era de otro mundo. Su lanzamiento era mortal”, dijo Shepperd sobre el líder histórico de la LPB en cestas de tres.

Shepperd ansía ver jugar a Díaz con Gaiteros. “Si llego a ir a Venezuela, que es mi patria, le voy a llevar un pote de arroz chino”, bromeó. “Sí, es que le decíamos ‘Chino’. Se lo pusimos en la selección”.

“Recuerdo que cuando debutó entró con una fuerza tremenda. No le tenía miedo a nada. En eso es lo que más nos parecemos”, agregó el estadounidense nacionalizado venezolano.

Díaz no piensa en el retiro. Su cabeza está con Gaiteros, el conjunto que le dio la oportunidad esta temporada después de la irregular zafra que vivió el año pasado entre Panteras y Guaros.

“Por ahora no me quiero retirar. Es muy temprano para saberlo. Tendré esa respuesta al final de la temporada. Quiero ayudar a Gaiteros y siento que estoy tomando forma. Tenía mucho tiempo sin jugar por lo del año pasado y eso me afectó”, aseguró Díaz.

Si se mantiene sano y consigue que esta no sea su última campaña, Díaz superará a su maestro. “Víctor me está quitando todas las marcas, vale. Pero, bueno, me queda la de los 14 triples en un partido y los 4 títulos”, sonrió Shepperd.

El Mago contento por Greivis

“Mira, ese Greivis Vásquez es tremenda persona. Además es un gran jugador”, celebró Shepperd, quien este año asistió a un encuentro entre los Hornets, equipo del piloto caraqueño, y los Sixers, el conjunto de su ciudad. “Está haciendo grandes cosas. Pero también necesita mejorar algunas cosas, como el salir de las cortinas y la defensa”, analizó el ex piloto.