• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Se alquilan habitaciones en favelas para el Mundial

La Copa atraerá a unos 2,4 millones de turistas brasileños / AFP

La Copa atraerá a unos 2,4 millones de turistas brasileños / AFP

De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Turismo, la Copa atraerá a unos 2,4 millones de turistas brasileños

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un cuarto con aire acondicionado y desayuno cuesta 29 dólares. En Carnaval el precio es de 150. Con pocos hoteles y precios por las nubes, algunos brasileños esperan forrarse alquilando cuartos y apartamentos durante el Mundial de fútbol que comienza en junio. 

En lo alto de la favela Cantagalo de Río de Janeiro, con una espectacular vista de las playas de Ipanema y Copacabana, Deise Franklin confía hacer un gol de mediacancha alquilando no sólo los tres cuartos de su humilde casa sino también dos viviendas de sus parientes. "Si los gobernantes colocaron la Copa Mundial y los Juegos Olímpicos aquí, mi papel es aprovechar", explica Deise. 

Bajando la cuesta, el hostal "Casa da Teteca" también se prepara para la Copa, que se jugará del 12 de junio al 13 de julio.

Un cuarto con aire acondicionado y desayuno que llega a 70 reales (29 dólares) en la temporada alta de Carnaval será alquilado por 150. En Pavão-Pavãozinho, la favela de al lado, los residentes están siendo asesorados por expertos en marketing del centro de estudios la Fundacao Getulio Vargas para crear un registro de vecinos dispuestos a alquilar sus casas a los turistas. Por unos 95 reales al día, muchos están dispuestos a mudarse a la casa de sus parientes durante la Copa. A cuatro meses del pitazo inicial, el Mundial recalentó el mercado alternativo de alquileres.

Y la razón es muy simple. De acuerdo con los cálculos del Ministerio de Turismo, la Copa atraerá a unos 2,4 millones de turistas brasileños y extranjeros, pero la capacidad de los hoteles en las 12 ciudades sedes del torneo es de apenas 570.000 camas. El precio promedio de un cuarto de hotel en Brasil durante el Mundial es de 734 reales (304 dólares), según una información del sitio de comparación de precios Trivago a pedido de Reuters.

 Durante la Río+20, una cumbre internacional de Naciones Unidas sobre medio ambiente realizada en 2012, algunos hoteles cobraron precios tan caros que hubo invitados que, sencillamente, cancelaron su participación. Y antes de la Copa Confederaciones, un ensayo general del Mundial disputada en Brasil en 2013, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, llegó incluso a amenazar con cerrar los hoteles que abusaran de los turistas. 

Para no sumar problemas a un Mundial ya plagado de temores sobre los atrasos en las obras de los estadios y los colapsados aeropuertos, el gobierno brasileño creó una comisión especial para fiscalizar los precios de los hoteles. Pero el pujante mercado de alquiler de cuartos y viviendas no está regulado. Movimiento impresionante. La Copa está también disparando el alquiler de apartamentos. Heidelberg, una agencia especializada en alquileres de temporada en Río de Janeiro, calcula que los precios para el Mundial serán el triple de caros que durante el Carnaval.

¿Cuánto? Entre 600 y 4.500 reales por día. "El movimiento es impresionante", dice Sven dos Santos, el director de la agencia. "60 por ciento de las reservas ya fueron realizadas. Nunca había visto una demanda así". Otra agente inmobiliaria dijo que un apartamento a una cuadra de la playa de Ipanema alquilado durante el verano por unos 12.000 reales al mes puede fácilmente llegar a 60.000 reales (24.896 dólares) durante el Mundial. 

Y la fuerte demanda representa también una oportunidad para los sitios que permiten a alquilar cuartos y apartamentos. La empresa estadounidense AirBnB, que desembarcó hace un par de años en Brasil con la mira en el Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, dice que la demanda aumentó 600 por ciento durante la Copa Confederaciones. "Esperamos un crecimiento de cuatro dígitos, como mínimo", dijo Christian Gessner, director de AirBnB para Brasil. El ejecutivo dijo que la demanda por alquileres en Río de Janeiro para junio y julio ya se disparó un 2.000 por ciento respecto a los mismos meses del 2013, a un precio medio de 400 reales por día. Hasta los albergues de la juventud, tradicionalmente una de las formas más baratas de hacer turismo, dispararon sus precios para el Mundial. Un cuarto individual que normalmente cuesta 80 reales, subirá a 300 reales durante el torneo. 

La industria hotelera dice no temer a la competencia del mercado informal. "No creo que vaya a ser un problema, considerando los altos valores que están siendo cobrados", dijo la vicepresidenta de la Asociación Brasileña de la Industria Hotelera en Río de Janeiro, Sonia Chame. "Hay mucha especulación de precios de alquiler".