• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El aguerrido Atlético sorprendió al Barcelona

Atlético clasificó a las semifinales luego de 40 años | FOTO AP

Atlético clasificó a las semifinales luego de 40 años | FOTO AP

Los dirigidos de Simeone derrotaron a los catalanes con un gol de Koke, con lo que avanzaron a la semifinal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un comienzo de partido apabullante, con un gol y tres disparos al poste, lanzaron al Atlético de Madrid a las semifinales de la Liga de Campeones, 40 años después de haberla jugado por última vez, y eliminaron al Barcelona (2-1 en el global), lejos de su mejor versión, anulado casi siempre por el extraordinario esfuerzo de un conjunto rojiblanco formidable.

No estará el equipo azulgrana en una ronda que había jugado las últimas seis ediciones de forma consecutiva, porque el Atlético fue un equipo soberbio, en ataque cuando comenzó el encuentro y en defensa cuando apretó en el segundo tiempo el Barcelona, que nunca se sintió ganador ni halló la fórmula para derribar a su adversario. La salida del Atlético fue imparable, con una intensidad ingobernable para cualquier rival, ni siquiera para el Barcelona.

Desnivel. No sólo marcó el Atlético al minuto 5, cuando Koke enganchó en el segundo palo un toque de cabeza de un sensacional Adrián López, sino que arrinconó al conjunto azulgrana con una fuerza tremenda. Sin un milímetro para maniobrar, con un par o tres hombres rojiblancos al acecho en cada acción, el cuadro catalán padeció un sufrimiento inesperado. Sólo los postes, tres, dos de ellos de Villa, minimizaron los daños azulgranas en 20 minutos imponentes del Atlético.

El 1-0 terminó siendo un daño menor para el Barcelona, tras el huracán de los primeros minutos. El partido volvió entonces al guión que se preveía en la víspera, a ese duelo de estilos entre la posesión del Barcelona y la posición del Atlético.

“A veces no gana el mejor, sino el que está más convencido”, declaró luego Diego Simeone, el arquitecto del aguerrido Atlético.

Courtois le ganó un uno contra uno a Neymar. Xavi falló a un metro de la línea, a puerta vacía. Un aviso fugaz del Barcelona ante el conjunto rojiblanco, que esperaba sin fisuras en un cuarto de campo, en una parcela en la que se mueve con soltura en defensa. El último esfuerzo fue en los 20 minutos finales, un sufrimiento necesario para sacar billete para las semifinales después de 40 años, desde aquel 1974 en el quedó subcampeón de Europa, para estar entre los cuatro mejores de Europa con una victoria formidable.

Allá le esperan Real Madrid, Chelsea o el Bayern, que ayer le remontó al Manchester United para terminar eliminándolo con 4-2 en el marcador global.