• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Dos africanos quieren conquistar Puerto Ayacucho

El gabonés Perrin y el ghanés Livingstone están a prueba con Tucanes desde esta semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Arroz, gracias, señora, profesor y por favor. Lo que Obambu Franck Perrin sabe de español se limita a esas pocas palabras y con ellas se defiende desde hace dos días cuando aterrizó en Puerto Ayacucho para probar con Tucanes. Él es un defensor central que nació en Libreville, la capital de Gabón, hace 26 años. Desde hace dos días le acompaña Adjin Livingstone, un ghanés de 24 años de edad. Ambos son la última apuesta del cuadro amazonense que planea llenar sus últimas dos plazas de extranjeros con estos dos futbolistas africanos.

“Este es un gran reto para mí”, explicó en inglés un emocionado Perrin, quien jugó el último año en la segunda división de Suráfrica. Su gran ídolo es el español Carles Puyol, a quien fue a buscar cuando este viajó con su selección a jugar la Copa del Mundo en 2010. La fotografía de ese día en el hotel de concentración la tiene bien guardada.


Expectativa. Un día después del gabonés, llegó a Puerto Ayacucho Livingstone, un volante mixto quien cree que “venir aquí puede ser un buen comienzo”. Ninguno de los dos tenía referencias del fútbol venezolano, aunque Perrin asegura que al enterarse que venía vio un partido del Caracas por internet.

“El clima es algo similar”, cuenta el ghanés mientras su compañero destaca la amabilidad con la que lo han tratado y la belleza de las mujeres. “No creo que tengan problemas en adaptarse, esta puede ser un mercado interesante para el fútbol venezolano”, afirmó Oscar Castro, el empresario que hizo de intermediario en la operación. El agente no teme en ponerles el listón bastante alto. A Perrin lo comparó con Andrés Escobar -“jamás da un pelotazo”, dijo- y a Livingstone con Carlos Valderrama.

“Todavía no los hemos visto jugar pero de primera se ve que tienen un buen nivel físico”, comentó un optimista Horacio Matuszyczk, el entrenador de Tucanes. “Los africanos que han estado en Argentina o Chile casi siempre les ha ido bien. Generalmente son parecidos y tácticos, creo que pueden aportar al equipo, sobre todo por la posición que juegan”.

Pese a que ambos jugadores solo hablan inglés y francés, Matuszyczk no ve en eso un problema. En el plantel, el delantero uruguayo Marcelo Refresquini ha servido de traductor al inglés de las órdenes del cuerpo técnico. El resto lo ha hecho la pelota. “Hoy agarré una pizarra, les expliqué varias cosas y ellos solo dijeron ok, ok. En el fútbol el idioma es el mismo”.