• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Zarpó la nave

Magallanes hizo valer la lógica en el primero de la final (5-2) a pesar del empeño de Ken Ray para evitar desplomarse. Lara está obligado a ganar este jueves para evitar regresar a casa con la presión de su lado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tres bateadores. Eso fue todo lo que necesitó el lineup del Magallanes para hacer su declaración de principios ayer.

Fueron los tres primeros bateadores del juego: Endy Chávez, línea sólida, hit al right; Elvis Andrus, contra la pared, doble al center; Pablo Sandoval, línea también, hit al left.

Tres bateadores apenas y ya la nave había soltado amarras frente a Ken Ray, con la primera carrera de la final. Es el ataque que deberá soportar Lara para poder dar vuelta a la serie y quebrar el favoritismo de su rival.

Carlos Zambrano aisló cuatro imparables en cinco episodios, el bullpen de los turcos trabajó en blanco el resto del encuentro, el Panda empujó dos carreras y Juan Rivera y Endy Chávez sacudieron cuadrangulares, para colaborar entre todos con la primera victoria de los cabrialenses en el tope decisivo de la pelota venezolana, anoche, 5 carreras por 2 sobre los Cardenales, en un ruidoso estadio José Bernardo Pérez.

“Final es final, aquí es donde se separan los niños de los hombres”, exclamó Sandoval.

El choque tuvo el guión que prefiguraron los análisis previos. Ray, con sus lentos envíos, no encontró el modo de evadir los maderos contrarios. Con el sacrifly de Eliézer Alfonzo, apenas el cuarto bateador del partido, ya perdía 2 por 0 y se tambaleaba con peligro. Y aunque se fue en el séptimo, justo antes de que le anotaran la quinta, lo hizo con una considerable dosis de buena suerte, porque permitió 12 hits.

Los crepusculares nunca tuvieron dominio del choque. Lo habrían tenido, si su potencialmente explosivo corazón ofensivo hubiera respondido. Pero entre Ernesto Mejía, Luis Valbuena y C.J. Retherford se fueron de 11-0 y Mejía dejó a siete corredores en circulación.

“Hay que darle crédito al bullpen del Magallanes”, apuntó el manager visitante, Pedro Grifol.

El jonrón solitario de Rivera desató la algarabía de los casi 14.000 aficionados presentes, en el cuarto. Y aunque Zambrano enfrentó una rebelión en el quinto, cuando los larenses le fabricaron las únicas dos, los bates forasteros no volvieron a tronar.

“Siempre hay que comenzar con el pie derecho”, exclamó Sandoval. “Debemos seguir enfocados”.

Grifol da nada por perdido: “Ellos fueron superiores, pero ya pasamos la página”.

Después de todo, sí, la nave zarpó. Pero hoy habrá una segunda batalla y una nueva oportunidad.

Será un duelo crucial. Los Navegantes tienen con qué pegar doble y los Cardenales necesitan ir a casa sin la presión de estar atrás.

ExtraBases 

Carlos Zambrano dejó el encuentro por molestias en un dedo. Hizo 82 pitcheos… Deolis Guerra sólo lanzó un inning en la semifinal, pero ayer tiró uno y dos tercios… Carlos Maldonado y Yangervis Solarte fueron expulsados en el séptimo, al protagonizar una gresca con Guerra en el centro y vaciar las bancas… Robert Pérez llegó a 65 hits en finales, superando al inmortal Gustavo Gil. Sólo César Tovar tiene más, 72… Joe Thurston entró por Solarte. Es uno de los candidatos a salir para que Lara inscriba un abridor mañana o el sábado… 13.724 boletos se vendieron en el estadio José Bernardo Pérez ayer.