• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Zamora dio un paso en falso

Zamora dio un paso en falso

Zamora dio un paso en falso

Un gol de Jo sobre el final del compromiso privó al conjunto de Noel Sanvicente de sumar en su primera presentación en la Libertadores 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fueron 87 minutos de resistencia. Zamora, como una tropa bien apertrechada en su parcela, el estadio La Carolina de Barinas, hizo sudar sangre al campeón de la edición pasada de la Copa Libertadores, Atlético Mineiro, pero en el momento en el que la falange defensiva del cuadro llanero tuvo una fisura; el conjunto llanero lo pagó caro.

El equipo venezolano sucumbió 1-0 ante el brasileño, en el estreno de ambos en el grupo 4 del campeonato continental de clubes.
Siempre se especuló sobre la superioridad del conjunto mineirista sobre el barinés. La brecha entre los venezolanos y los brasileños era tan amplia en la teoría, como la que muestra un dato lapidario de Transfermarkt.com. La plantilla de Paulo Autouri vale 38 millones de euros, lejos, muy lejos de los (aproximadamente) dos millones por los que está pechada la de Noel Sanvicente.
Pero en la cancha la diferencia no fue económica. El dispositivo de Chita fue ejecutado por sus obreros a la perfección, al menos, por 87 minutos. Durante ese tiempo, el trabajo de Arles Flores y Luis Vargas, alejó a Ronaldinho de su zona de influencia, de tres cuartos de cancha para arriba, y lo relegó al primer cuarto de cancha.

Sólo Fernandinho y Rodrigo Tardelli complicaban con su desparpajo y sus escapadas, en las pocas ocasiones que pudieron asociarse con "Dinho". Y arriba, Jo, quien nunca estuvo cómodo con los relevos permanentes de Javier López y Jonathan España.
Del medio para arriba, Zamora se encomendó a Pedro Ramírez, Ricardo Clarcke e Ynmer González, para tratar de alimentar a un huérfano Juan Falcón. Al atacante le faltaron balones claros que rematar, por el enorme esfuerzo de los volantes de marca visitantes, Josué y Pierre; sobre todo el primero, quien con su marca pegajosa, estorbó a Ramírez en todo momento..

Sueño roto. Para Zamora el plan parecía funcionar a la perfección. A ratos, contragolpeaban con velocidad al  Mineiro, que luego manejaba la pelota con transiciones lentas, dependiendo de la libertad con la que pudiera operar Ronaldinho.
 Chita intentó buscar el partido en el segundo tiempo con sus cambios. Incluyó a Pierre Pluchino, un segundo delantero, para aprovechar las mermadas piernas de un rival que sólo tiene cuatro partidos en el 2014.

Pero, el sueño de 87 minutos, ese que se sostuvo en base al orden táctico y al sorprendente carácter de un equipo sin experiencia internacional, se quebró en un detalle. Sólo le bastó a Ronaldinho una combinación con Jo, en un saque de esquina, para que el ariete aprovechase un error en la marca de la defensa de Zamora; y el delantero no perdonó.
Aunque Atlético Mineiro estuvo lejos de tener el deslumbrante nivel del campeón, supo aprovechar un detalle para aplicar el máximo daño posible.

"Para ganar este tipo de partidos tienes que jugar perfecto. No te puedes equivocar, porque te hacen pagar", explicó Sanvicente el viernes. Precisamente, fue un detalle en falso el que le costó malograrle el estreno al campeón del año pasado.