• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Los Yanquis retiran el No.42 en el día especial dedicado a Mariano Rivera

 Mariano Rivera camina fuera del bullpen antes del juego contra San Francisco Giants el día de su despedida en el Yankee Stadium/ EFE

Mariano Rivera camina fuera del bullpen antes del juego contra San Francisco Giants en el Yankee Stadium/ EFE

Si había un pelotero que se mereciese ese tipo de homenaje, una ceremonia de 50 minutos, era Rivera, que después de 19 años en las Grandes Ligas, quiso decir adiós a los fanáticos de los Yanquis, que siempre le dieron todo su apoyo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una jornada única se vivió hoy en el Yankee Stadium, donde una vez más el cerrador estelar panameño Mariano Rivera fue el gran protagonista de principio a fin con la celebración del homenaje y retirada del número 42 y luego en su salida al montículo.

Si había un pelotero que se mereciese ese tipo de homenaje, una ceremonia de 50 minutos, era Rivera, que después de 19 años en las Grandes Ligas, quiso decir adiós a los fanáticos de los Yanquis, que siempre le dieron todo su apoyo.

Los Yanquis, modelos en organización, lograron que Rivera saliese una vez más por la puerta Grande aunque al final, su equipo, no pudiese ganar el partido al perder 2-1 frente a los Gigantes de San Francisco, pero no fue su culpa porque en la entrada y dos tercios que estuvo en el montículo sólo cedió un hit y sacó un ponche.

Antes Rivera había participado en el homenaje en el que su número 42 fue retirado y colocado en el Monumento del Parque del Yankee Stadium, símbolo duradero de su contribución a la organización y al deporte del béisbol profesional.

De esta manera, los Yanquis retiraban de manera oficial el número del uniforme que siempre ha vestido Rivera con el único equipo que ha jugado como profesional y ser el primer jugador en activo que recibe tal honor.

"Para los aficionados, gracias por los 19 años de apoyo", dijo Rivera al dirigirse a los 49.197 aficionados que llenaron las gradas del estadio. "Ha sido una gran carrera. Ustedes increíbles porque siempre estuvieron ahí para mí y para la organización. Nunca olvidaré eso y tendrán parte de mi corazón aquí en Nueva York porque me acogieron como uno de los suyos".

Las Grandes Ligas en toda su historia sólo habían retirado otro número 42 y fue el que vistió el legendario Jackie Robinson, lo hicieron en 1997, y Rivera fue el único pelotero en activo que lo vestía.

Robinson, primer afroamericano que jugó en las Grandes Ligas con los Dogers de Brooklyn, también recibió el reconocimiento por parte de los Yanquis al ser colocada una placa de bronce en el mismo lugar donde está el número de Rivera.

La esposa de Robinson, Rachel, y su hija Sharon también estuvieron presentes en la ceremonia.

"Es un gran placer y un honor para mí ser el último jugador de Grandes Ligas que vistió el No. 42", destacó Rivera. "Aunque no lo conocí, él ha sido un héroe e inspiración para mi y siempre le estaré agradecido".

Rivera, que recibió una ovación de más de un minutos de los aficionados puestos en pie, estuvo acompañado por su esposa, Clara, y sus hijos, Mariano Jr., Jafet y Jaziel, que agitaban sus brazos en señal de gratitud, además de miembros de la familia Steinbrenner, dueños de los Yanquis.

Con banderas panameñas ondeando en la cubierta superior del Yankee Stadium y en el diamante el número 42 pintado en las dos línea se base, Rivera mostró su mejor sonrisa ante tanta muestra de cariño.

El alcalde de Nueva York, Michael R. Bloomberg, estableció también el 22 de septiembre "Día de Mariano Rivera" para que la despedida fuese única con la presencia de todo tipo de personalidades políticas y estrellas del mundo del deporte del espectáculo.

Rivera, de 43 años, también estuvo acompañado por muchos de los compañeros que tuvo a lo largo de su brillante carrera profesional que le permitió llegar a los 652 rescates y 42 en la fase final, ambas las mejores marcas de todos los tiempos.

"No hay nadie como él", declaró el expiloto de los Yanquis, Joe Torre. "Lo que hizo desde el bullpen es excepcional y una garantía para quien tuvimos el honor de dirigirlo".

Junto a Torre, sus excompañeros el japonés Hideki Matsui, los puertorriqueños Jorge Posada y Bernie Williams, el cubano Tino Martínez, Paul O'Neill, Jeff Nelson, Gene Michael, David Cone, John Wetteland y Gene Monahan estuvieron presentes en la ceremonia, de pie en el centro de la zona del estadio mientras en la pantalla del vídeo se mostraban los momentos destacados de la carrera de Rivera.

Después del vídeo, los miembros de Metallica subieron al escenario en el jardín central y tocaron una versión en vivo de la canción de la entrada de Rivera, "Enter Sandman". Equipado con camisetas a rayas con el nombre de "Metallica" en la parte delantera, el cantante James Hetfield anunció: "¡Esto es para ti, Mariano!".

Todos estuvieron de acuerdo, incluido el piloto de los Yanquis, Joe Girardi, que fue receptor desde 1996 hasta 1999 con el equipo y recibió los lanzamientos de Rivera, que no cree que podrá volver a ver en su vida todo lo que ha logrado el lanzador panameño.

"A sus 43 años conseguir 44 rescates en lo que va de temporada, es sencillamente algo único y muy especial", subrayó Girardi, que dijo que el día no era para hablar de lo que pudiese hacer el equipo sino de celebrar el merecido "Día de Mariano Rivera".

Mientras que sus excompañeros reiteraron que tipo de organización eran los Yanquis y como trataban a sus "héroes".