• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Wilson Ramos se aferra a una rutina de trabajo

LaFrase “En la primavera dije que quería recibir entre 120 y 130 juegos. Ese es mi objetivo para este año” Wilson Ramos tiene 15 juegos al hilo pegando hit | FOTO AFP

LaFrase “En la primavera dije que quería recibir entre 120 y 130 juegos. Ese es mi objetivo para este año” Wilson Ramos tiene 15 juegos al hilo pegando hit | FOTO AFP

El receptor aseguró que fortalecer sus piernas ha sido vital para mantenerse alejado de las lesiones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si alguien puede hablar sobre el desgaste físico que implica ser receptor, ese es Wilson Ramos. El venezolano ha librado una lucha constante con las lesiones desde que arribó a las Grandes Ligas en 2010.

"Sé que es una posición difícil”, dijo Ramos en una entrevista con Mark Zuckerman, periodista que cubre a los Nacionales para CSNWashington.com.

Ramos solo tiene una temporada con más de 100 apariciones detrás del plato y ocurrió en 2011. En las tres temporadas siguientes apenas acumuló 188.

Por ejemplo, el también criollo Salvador Pérez fue el catcher de los Reales de Kansas City en 146 encuentros durante la pasada campaña, cifra tope en todas las Grandes Ligas.

El maracayero para este año se ha concentrado en el fortalecimiento de sus piernas, con el objetivo de aumentar su durabilidad como receptor.

“Estoy trabajando todos los días con mis piernas para poder estar detrás del plato por un montón de juegos”, prosiguió. “En la primavera dije que quería recibir entre 120 y 130 juegos. Ese es mi objetivo para este año. Tengo que mantener mi plan en marcha para poder tener éxito”, acotó.

A Ramos todo le ha salido bien en lo que va de la presente campaña. Ha defendido el plato en 28 de los 34 encuentros de los Nacionales, se ha mantenido sano y ha lucido con el madero. Llegó a la jornada de ayer con 15 encuentros conectando al menos un imparable, la racha más larga para un pelotero de la gran carpa este año.

“Sabemos que puede batear”, consideró el manager de los capitalinos Matt Williams. “Lo de él es cuestión de salud y ser capaz de salir a jugar a diario”, recordó Williams.

Ramos, de 27 años de edad, luce una solida línea de producción de .318/.339/402 en 29 juegos. “Me siento cómodo en el plato en este momento. Estoy trabajando en la jaula con Rick Schu (coach de bateo)”, precisó.

“Él (Schu) me ayuda mucho. Y yo estoy haciendo mi rutina. Esa rutina me ayuda a concentrarme y conseguir un buen lanzamiento para golpear. Eso es lo que estoy haciendo en este momento”, reiteró quien considera que la madurez también ha sido vital en este resurgir.

“Siento que la experiencia que tengo en los últimos años me ha ayudado a salir a jugar y ser más paciente”.