• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Wilson Kipsang y Mary Keitany mordieron la Gran Manzana

Maratón de Nueva York / AP

Maratón de Nueva York / AP

Más de 500.000 atletas, entre profesionales y aficionados, corrieron por los cinco distritos de Nueva York

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 50.000 atletas participaron ayer en el maratón de Nueva York, el más grande y conocido de todo el mundo, que este año fue reconocido con el Premio Príncipe de los Deportes.

El keniano Wilson Kipsang se impuso con un tiempo de 2 horas, diez minutos y 59 segundos y logró así llevarse la general de las Series Mundiales de Grandes Maratones, que lleva aparejado un premio de medio millón de dólares, además de los 100.000 por la victoria.

La prueba de Nueva York, que se desarrolló por las subidas, bajadas y cinco puentes entre Staten Island, Brooklyn, Queens, el Bronx y Manhattan; no se presta a récords mundiales, pero en juego estaba no solo el triunfo, sino también el premio del World Marathon Majors, que valora los resultados de los dos últimos años en las seis principales pruebas (Berlín, Londres, Boston, Chicago, Nueva York y Tokio).

Kipsang tenía que ganar para embolsarse los 500.000 dólares del galardón por delante de Kimetto. Cumplió y respiró tranquilo.

La carrera estuvo marcada desde el inicio por los fuertes vientos del norte que azotaban la ciudad y que soplaron de cara para los atletas durante una buena parte del recorrido.

El viento era tan fuerte que la organización se vio obligada a retirar gran parte de los carteles desplegados a lo largo del recorrido y a recortar la prueba para atletas en silla de ruedas. Esas condiciones meteorológicas llevaron a que el vencedor masculino terminase con el peor tiempo de los últimos 19 años, desde que en 1995 el mexicano Germán Silva se impusiese con 2h11:00.

Kipsang, primer atleta que gana los tres carreras más prestigiosas del calendario (Berlín, Londres y Nueva York) superó al etíope Lelisa Desisa en los últimos metros de una lenta carrera -se ganó con la peor marca desde 1995-, mientras que el etíope Gebre Gebremariam terminó tercero con 2.12:13.

En la categoría femenina, la keniana Mary Keitany venció con un tiempo de 2h:25:07, tres segundos por delante de su compatriota Jemima Sumgong, y de la portuguesa Sara Moreira, que fue tercera en su debut en la distancia. Keitany y Sumgong llegaron juntas a los últimos metros y protagonizaron uno de los finales más apretados en la historia de la prueba para mujeres.

"Es el mejor maratón del mundo por todo el impacto, el público, los espectadores y el ambiente", dijo Miranda Luiken, la esposa del maratoniano mexicano Germán Silva, que completó el recorrido para celebrar el 20 aniversario de su primera victoria en la prueba. 

Dos millones de espectadores en NY

La directora de la carrera, Mary Wittenberg, dio la bienvenida en Staten Island a los más de 50.000 participantes llegados de todos los rincones del mundo para correr en la edición número 44 de la prueba.

Pese a las importantes medidas de seguridad impuestas por la policía en los últimos años, la carrera no ha perdido un ápice de su carácter festivo y sigue siendo uno de los grandes días del año para los neoyorquinos.

Atletas profesionales y aficionados se echaron a las calles, donde les esperaban 10.000 voluntarios y unos dos millones de neoyorquinos, que no se quisieron perder la cita pese al viento y el frío.