• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Willson Contreras también está fascinado con Chapman

El joven todavía debe pulir algunos detalles en su defensa AFP

El joven todavía debe pulir algunos detalles en su defensa AFP

El novel receptor de los Cachorros de Chicago define al cerrador cubano como “un lanzador increíble”, luego de recibirle el primer juego salvado con los úrsidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las cámaras fotográficas, las de video y las pistolas de velocidad adoran a Aroldis Chapman. Es un amor que también comparte la ciudad de Chicago. Desde que el cerrador cubano llegó al Wrigley Field, fanáticos y periodistas que siguen a los Cachorros han quedado fascinados. 

El debut del lanzallamas, el miércoles, no necesitó de los asientos del estadio. La muchedumbre estuvo de pie a la espera de lanzamientos de más de 100 millas por hora que, como es una costumbre en el zurdo, no tardaron en aparecer.

El otrora lanzador de los Rojos y de los Yanquis se estrenó con el venezolano Miguel Montero como su receptor, pero el primer juego salvado con los úrsidos lo consiguió el jueves, con el también criollo Willson Contreras como guía tras el plato. 

Al igual que todo Chicago, el novel careta quedó encantado con el taponero antillano, quien lanzó 21 rectas con un promedio de velocidad de 101.3 millas en 1.1 innings y logró su rescate 21.

“Chapman es un lanzador increíble. Es sorprendente”, le dijo Contreras a MLB.com. “Mi familia me pasó un mensaje y todo el mundo dice: ‘es increíble, es increíble’”.

Además de un compañero de equipo, Contreras tiene en Montero un tutor. Era lógico que luego de recibirle a Chapman, el experimentado receptor le diera un consejo al que da sus primeros pasos en Grandes Ligas.

“(Montero) Me dijo que me mantuviera lo más bajo posible y estuviera alerta a las diferentes velocidades en la recta”, comentó el carabobeño de 24 años de edad. “Todo el mundo sabe que él (Chapman) lanza muy duro, pero solo son rectas. Solo debes dejar que la pelota venga a ti y estar listo cuando la recta venga baja”.

Así como para los paleadores, para los cátchers es un reto tener que ver a un lanzador que puede lanzar a 105 millas. Contreras es poco experimentado y todavía debe pulir detalles con la mascota, por eso no es extraño que el manager Joe Maddon admitiera que estaba un poco preocupado.

“No es que no confíe en Willy”, expresó el piloto. “Pero se dispuso a recibirle a un tipo que supera las 100 millas. Si usted se agacha como un cátcher y la pelota es lanzada con tal fuerza verá que es una cosa difícil”.