• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Wilfredo Boscán y la noche más emotiva de su carrera

El derecho lanzó par de entradas, en las que ponchó a dos | Foto: AFP

El derecho lanzó par de entradas, en las que ponchó a dos | Foto: AFP

El marabino vio los frutos de su paciencia al esperar cuatro llamados al equipo grande de Piratas, para debutar la noche del jueves. Podría ser utilizado como relevista largo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Wilfredo Boscán está lejos de ser un novato convencional. Conoce muy bien las intimidades de los Piratas de Pittsburgh. Eso se notó cuando retiró el último out del jueves, en la victoria de los filibusteros sobre los Bravos de Atlanta. Al sacar al adversario final, el receptor Chris Stewart se le acercó, dijo algo que desembocó en una sonrisa y luego puso la mano derecha en la cabeza del lanzador. Fue un gesto de bienvenida para alguien a quien ha visto ya varias veces.

Y es que el serpentinero marabino por fin se estrenó esa noche, luego de ser subido al equipo grande en tres oportunidades previas pero infructuosas. Ningún venezolano había tenido una espera tan larga como él, quien ahora es el criollo 345 en jugar un partido en las mayores.

Como es lógico, los resultados que arroja la paciencia produjeron poderosas sensaciones en Boscán. “Definitivamente he esperado esta oportunidad desde el año pasado”, le dijo el escopetero a MLB.com. “Esta ha sido una gran noche. Estoy muy feliz porque es una noche emotiva. Estoy muy contento de poder dar el cien por ciento por el equipo”.

La espera del chance de lanzar en las mayores tiene pocos caprichos y muchos argumentos, pues el derecho fue uno de los mejores abridores de la Liga Internacional Triple A el año pasado, cuando ganó 10 juegos, perdió tres y dejó efectividad de 3.07 en 126.0 innings.

“Fue un muy buen debut”, comentó Clint Hurdle, manager de Piratas, luego de que Boscán finalizara sus 2.0 capítulos de faena, en los que ponchó a dos y aisló un sencillo. “Esperamos un largo tiempo para que él se estrenara. Ha hecho una gran cantidad de viajes para acá (para Pittsburgh) y en eso siempre ha sido rápido y eficiente”.

Casualmente subió el 19 de mayo, un año y un día luego de ser bajado por vez primera sin lanzar un pelota en juego. La segunda vez que fue convocado al equipo grande fue el 12 de septiembre, pero al día siguiente fue regresado a la filial Triple A de la organización en Indianápolis. Casi una semana después, el 19 de septiembre fue subido de nuevo, pero fue bajado sin saborear la máxima experiencia para un pelotero.

Pero ahora, el lanzador de 26 años, es más valorado; sobre todo por su capacidad de lanzar más de un inning, algo que le permite al alto mando de la carabela pirata, darle descanso al bullpen. “Esperamos que esta vez él pueda ayudarnos”, expresó el piloto Hurdle. “Creemos que esa capacidad de lanzar múltiples entradas se ajusta a lo que estamos buscando en este momento”.