• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Voy a enseñarle a los peloteros como ser ganadores”

Miguel Cairo | AP

Miguel Cairo | AP

Miguel Cairo disfruta el nuevo cargo dentro de los Rojos de Cincinnati. Ahora ve el juego desde otra perspectiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Cairo tuvo el viernes su primera reunión como asistente especial del gerente general y presidente de Operaciones de Beisbol de los Rojos de Cincinnati, Walt Jocketty.
En su recorrido por el complejo del equipo, muchos de sus ex compañeros se le acercaron diciéndole “tú ni te imaginas el tremendo cargo que tienes”. Sin embargo, el venezolano asegura que apenas está aprendiendo y que no estar uniformado para jugar le ha hecho ver cosas que antes no veía en los entrenamientos primaverales. Cairo será un apoyo para los jugadores, ya que estará en perenne contacto con ellos, haciendo de instructor especial.
Su carrera tomó un vuelco que recibe con las manos abiertas. “Este es solo el primer paso del nuevo Miguel Cairo”, aseguró por teléfono desde Estados Unidos.
– ¿Cómo fue el proceso para que aceptaras colgar los spikes y convertirte en asistente especial del gerente general y Presidente de Operaciones de Beisbol de los Rojos de Cincinnati, Walt Jocketty?
– No estaba en mis planes retirarme, ya que jugar beisbol es lo que he hecho toda mi vida, pero en una reunión, Jocketty me dijo que podía darme un contrato de ligas menores con invitación al campo de entrenamiento, pero que no tenía mucho chance de hacer el equipo. Fue muy sincero. Sin embargo, me dijo que si quería ser su asistente y así aprender lo que significa ser directivo. Lo pensé por un tiempo, pero después de consultarlo con mi esposa decidí aceptar el cargo. Todavía estoy en “shock” (risas)
– ¿Cuál va a ser su función a partir de ahora?
– Siempre voy a estar en el terreno con los peloteros. Voy a ser un instructor especial. En los 17 años que estuve en las grandes ligas aprendí muchas cosas que ahora voy a transmitir, sobre todo a los jugadores latinos, a los que se les hace más difícil surgir. Voy a enseñarles cómo ser ganadores. Agradezco mucho la oportunidad que me dio Cincinnati, ya que no es fácil poner en manos de un hombre a sus peloteros. Estoy muy contento.
– ¿Cuál es la diferencia entre ser pelotero y ser parte de la gerencia de una organización?
– Como pelotero siempre iba a los entrenamientos a cuidar mi trabajo, a jugar duro para ganarme un puesto y poder seguir en las grandes ligas. Ahora todo es distinto, ya que soy un observador. Durante las prácticas he podido analizar a los jugadores desde otra perspectiva. En Cincinnati tengo la ventaja de que tengo varios años compartiendo con estos peloteros y puedo darme cuenta si han evolucionado, si siguen en el mismo nivel o lo han bajado. Puede darme cuenta del desarrollo de los peloteros. Es un cambio increíble, pero que estoy disfrutando mucho.
– ¿Cuáles fueron las cualidades que le permitieron estar 17 temporadas en las grandes ligas?
– Mi extensa carrera en las mayores se la debo a tres cosas: Trabajo, dedicación y no tener miedo a preguntar cuando no sabía algo. Jamás tuve temor a hacerles preguntas a los peloteros de mayor calibre del equipo o a hombres como Joe Torre, Tony LaRussa, Dusty Baker, entre otros. Lo más que te pueden decir es que no saben o no quieren ayudarte. Siempre preguntaba y esa es la mejor forma de aprender, algo que estoy haciendo ahora como asistente del gerente.
– ¿Tiene personas a quienes agradecerles su éxito?
– Tengo que darle gracias a mis padres. Desde que agarré un guante y una pelota mis viejos me han apoyado en todo momento. Siempre me incentivaron a jugar beisbol, confiando en mí. Desde niño he aprovechado las oportunidades que se me han presentado.
– Después de ganar un Guante de Oro y tres títulos con los Cardenales en las temporadas 1997-1998, 1998-1999 y 2000-2001, campaña en la que fue el Jugador Más Valioso de la final, ¿por qué no jugó más con Lara desde la 2002-2003?
– Soy un hombre muy familiar y aunque la gente crea que esto es una excusa, tengo una hija y un hijo que el 22 de marzo cumple 8 años. Me gusta estar con ellos, por eso cuando se acababa la campaña de grandes ligas solo pensaba en ir a mi casa y estar con ellos y mi esposa. Sin embargo, siempre he seguido a Cardenales, de hecho vi todos los juegos de la reciente final ante los Navegantes del Magallanes por Internet y televisión. Por cierto, vi que Robert Pérez todavía está jugando pese a sus 50 y pico de años (risas). Siempre voy a Venezuela, porque amo a mi país, pero la familia es lo primero para mí.
– ¿Hasta dónde quiere llegar Miguel Cairo?
– Soy una persona que me gusta crecer. Tengo varias metas en mi mente, pero por los momentos me voy a enfocar en aprender a ser un buen asistente del gerente general para después seguir hacia adelante. Este es solo el primer paso del nuevo Miguel Cairo.