• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Vitrina familiar

Johnny Cecoto padre e hijo/Internet

Johnny Cecoto padre e hijo/Internet

Antonio Armas y Tony Armas, Johnny Cecotto y Johnny Amadeus y Víctor David Díaz y su hijo del mismo nombre, celebran hoy el Día de Padre, una  fecha para recordar que a ellos también los unió el deporte 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 Antonio Armas tiene mucho que contar a la hora de hablar de pelota. Entre otras cosas, es uno de los jonroneros más importantes de la historia del beisbol venezolano; un hombre que se mantuvo activo durante 14 temporadas en grandes ligas, representó al país en un Mundial Juvenil y fue invitado a un par de Juegos de Estrellas. Eso sí, cuando sale a la calle junto a su hijo Tony, el protagonismo es compartido.

“A los dos nos identifican por igual”, dice Armas al referirse a su hijo, que lanzó 185 juegos en las mayores, 274 innings en la pelota local rentada y defendió a Venezuela en la primera edición del Clásico Mundial. “Tenemos muchos buenos recuerdos, pero si me preguntan cuál es el que atesoro con más cariño, tengo que decir que es el día de su debut en grandes ligas”.

En la casa de Armas existe una habitación en la que reposan una amplia colección de pelotas autografiadas, fotos, placas, guantes, tacos y el Bate de Plata que conquistó en 1984 con Boston. Una especie de Salón de la Fama personal. En medio de la exhibición sobresale una pintura que refleja a Tony, con el uniforme de los Expos de Montreal.

“Me la regaló él. La verdad es que fue una bendición que le gustara tanto el beisbol como a mí y que trabajara duro para surgir en una profesión tan complicada”, celebra orgulloso, quien pasará el Día del Padre junto a Tony en Puerto Píritu. “Siempre ha sido así. Estos son momentos que hay que compartir con la familia”.


Juntos en los motores. Johnny Cecotto, campeón mundial de motociclismo, habló sobre su hijo. “Estoy muy orgulloso de Johnny Amadeus, las cosas que ha sabido hacer como piloto y como persona, los percances y las dificultades que ha tenido que superar en un ambiente tan difícil y mezquino. Lamentablemente muchas veces en el automovilismo hay más política que otras cosas, y hoy en día es más importante el aporte económico que puedes ofrecer, al talento en sí mismo. A veces sufro mucho cuando las cosas le salen mal y me gustaría poderlo ayudar más, pero en este deporte el único que tiene que dar la cara es él y seguir luchando como un león”.

Por su parte, Johnny Amadeus Cecotto, piloto de GP2 Series, señaló sobre su padre: “Desde que me recuerdo estuve en los circuitos con mi papá en las carreras. Ya cuando tenía 4-5 años me enseñó a analizar los datos junto con sus ingenieros. Mi papá siempre ha sido un orgullo para Venezuela y siempre ha llevado la bandera en alto, ahí empezó mi gran amor para nuestra bandera. Él me ayudó mucho cuando empezó mi carrera y me enseñó muchas técnicas de manejo. En las venas de nuestra familia hay gasolina, empezando por el nonno Giovanni, y siempre se habla de motores”.

 

El mejor regalo. Víctor David Díaz tiene una vitrina repleta de premios y reconocimientos. Por donde camina la gente lo reconoce. Pero el año pasado logró algo que supera todo eso: jugar un partido con su hijo, el regalo del padre más grande que le han dado.

“Es una bendición. De verdad nunca pensé que podría jugar con mi hijo por la diferencia de edad. Fue una experiencia que no mucha gente tiene”, confesó el jugador de 45 años de edad, sobre la vez que jugó un duelo de exhibición con su hijo, que tiene 18 calendarios.

“Siempre voy a tener la presión por él ser mi padre. Que si voy a ser mejor que él y esas cosas que la gente dice. Mí carrera y la suya van a ser distintas. Voy a emular es su dedicación al trabajo”, dijo en esa oportunidad Víctor David Díaz Jr., escolta que pertenece a las categorías menores de Cocodrilos.

Díaz padre confirmó que su hijo partirá en agosto a Estados Unidos como parte de una beca que recibió para estar en el baloncesto colegial estadounidense, algo que también él consiguió en su momento.