• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Con la Vinotinto puesta no puedes defraudar al país”

Así es el llenazo histórico en Cabudare por la Vinotinto Femenina Sub 17

Así es el llenazo histórico en Cabudare por la Vinotinto Femenina Sub 17

La lateral zurda contó cómo fue lograr el doblete en el Suramericano de la categoría y pidió apoyo para ella y sus compañeras

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Verónica Herrera llega a cualquier lugar y con su sonrisa de dulce niña de 16 años de edad, cautiva a cualquiera. Lo que pocos se imaginan es que detrás de ese rostro dulce, se esconde una fiera. La aguerrida lateral zurda de la selección sub 17 femenina bi campeona continental, tiene una madurez poco común para su edad. Contesta siempre con la misma gallardía con la que se barre a robarle el balón a su rival.

“Para nosotras, ganar el primer suramericano era un sueño por cumplir”, comentó la ex jugadora de la Hermandad Gallega de Caracas. “Lograr el segundo era un compromiso, con nuestras compañeras de la sub 20 y con nosotras. Era en casa, y no podíamos defraudar a todo un país que estaba pendiente de nosotras”, precisó.

La primera experiencia en 2013 para la lateral zurda, fue un asunto de enviarle un mensaje al continente. “Tuvimos una preparación para ese Suramericano muy fuerte. Y no perdíamos partido de preparación, incluso con resultados apretados. Llegamos con confianza. Después, descansar en la primera fecha fue clave. Vimos el Brasil-Colombia, y estando en las gradas, nos dijimos entre todas, “olvídense de todo, ganaremos el torneo”. Nos tocó demostrarles que no debían subestimarnos”.

Madurez. 

Estar lejos de casa, en largas concentraciones y aislada en muchas ocasiones, ayudó a Herrera a forjar esa personalidad que exhibe. “Separarte de tu familia, encerrada sin celular, ni computadora, ni internet, ni nada de nada; es muy complicado. La primera vez que lo viví fue a los 13 años. Y eso me hizo madurar mucho. Igual a mis compañeras. Te ayuda a crear ese instinto de supervivencia necesario para avanzar”, contó.

Ese espíritu guerrero vive en el grupo de la sub 17. Sobre todo cuando les ha tocado lidiar con promesas incumplidas. “A nosotras nos duele mucho que nos hagan eso. Cuando llegamos del Mundial, a Gabriela García, a Yuliany Goyo, a todas nos ofrecieron un montón de cosas. Y no hemos visto ni medio. El gobierno no puso de su parte”, dijo.

“Ahora gracias a Dios ayudaron a Daniuska Rodríguez para que tenga una casa, pero así como se lo dieron a ella, hay que ayudar a otras. Hay muchas que lo necesitan. Otras que no. De nada sirve que una atleta llegue a su casa en un barrio muy peligroso, o viviendo en las peores condiciones. ¿Quién se preocupa por ellas? Tiene que haber más apoyo”, añadió.

Discriminación.Herrera fue enfática. Defender a la selección está por encima de cualquier carencia. “Nosotras nos olvidamos de todo lo malo. Yo, por ejemplo, tengo problemas con los estudios. Pero tienes una camiseta, un escudo en tu pecho. Algo que te duele. No puedes dejar que el país se defraude de ti, debes darle una alegría a la gente”, destacó.
Hope Solo y Carly Loyd, las dos mejores jugadoras de Estados Unidos, encabezaron una demanda por discriminación de género contra su Federación la semana pasada. La rubia consideró que existe un trato discriminatorio para con el fútbol femenino. 

“Ellas fueron campeonas del Mundo. No es cualquier cosa. Imagínate, si ellas lo sienten. Sí, nos discriminan. Por ejemplo, hasta 2013 yo no sabía que existía una liga o una selección femenina. Jamás me imaginé eso aquí en Venezuela. Después de lo que hemos hecho, aún seguimos sin apoyo. Se juega en canchas llenas de piedras, cabillas, y corres peligros de lesionarte”.

Pero a pesar de esto, Herrera no para de soñar. “Mi idea está clara. Quiero jugar en el Bayern Munich en Alemania. Sé que será largo, pero es posible. No sólo quiero ir al Mundial femenino de mayores. Quiero ganarlo. Y también deseo ir a los Juegos Olímpicos”, remató.